Grata sorpresa en el sur de Chicago

Grata sorpresa en el sur de Chicago

Grata sorpresa en el sur de Chicago
NUEVA YORK - Si el resto de Grandes Ligas no sabe exactamente qué pensar de los Medias Blancas del 2012, el gerente general del equipo, Ken Williams, quiere despejar cualquier duda. Cree que su escuadra tiene con qué ganar este año.

Williams hizo el primer cambio de importancia de esta temporada el domingo pasado, cuando adquirió al tercera base Kevin Youkilis de los Medias Rojas. Youkilis llena uno de los pocos vacíos que tenían los punteros Patipálidos. Y aun si no recupera completamente la forma de antes, el veterano representa una mejoría para Chicago en la antesala.

Después de un extraño invierno en que en ocasiones los Medias Blancas parecían estar en modo de reconstruir y en otras no, el equipo del sur de Chicago es ahora un tema a seguir. Después de terminar con récord de 79-83 en el 2011, Chicago tiene seis juegos por encima de .500 al llegar casi a medio camino de la campaña.

Dicha mejoría podría ser hasta más profunda de lo que indican los ganados y perdidos. Los Medias Blancas del 2011 fueron sobre anotados por 52 carreras, mientras que la edición de este año ha anotado 41 carreras más de las que ha permitido. Chicago no es un equipo brillante en ninguna área específica, pero tampoco es un conjunto débil en ningún sentido. Esa podría ser la clave de los Medias Blancas del 2012.

El bateo pone de su parte, aunque no es dominante (quinto en la Liga Americana en carreras anotadas). Hay poder, capacidad de embasarse y bastante velocidad.

La rotación abridora, encabezada por el brillante joven Chris Sale, cuenta con cinco lanzadores confiables cuando todos están en salud. Pero ésa es una preocupación ahora mismo, con Phil Humber y John Danks en la lista de lesionados ahora mismo.

El bullpen ha sido otra historia. El derecho Addison Reed está comenzando a estabilizar la novena entrada. Pero hace falta una ayuda para el relevo del equipo dirigido por Robin Ventura. El bullpen de los White Sox lleva la tercera peor efectividad colectiva de la Americana.

"Estamos tratando de encontrar a muchachos que sean pitchers", dijo Ventura. "No me importa que sean jóvenes, viejos, lo que sea. Tenemos problemas de lesiones, y éstos son los muchachos con los que contamos. Entonces tenemos que hallar la manera de sobrevivirlo."

Una forma de hacer eso es darle a la bola. Tal vez la mayor mejoría del 2011 al 2012 haya sido de peloteros que ya estaban en roster. Adam Dunn y el boricua Alexis Ríos tuvieron un 2011 increíblemente malo, algo que estropeó lo que se perfilaba como una temporada prometedora para los Patipálidos.

En el 2012, ambos han respondido en grande. Ríos batea .305 con porcentaje de embasarse de .342 y slugging de .496, comparado con .227/.265/.348 el año pasado. De su parte Dunn lleva hasta ahora .214/.359/.523, comparado con .159/.292/.277 hace un año. Y con Paul Konerko entre ellos dos, luce formidable la parte gruesa del lineup de Chicago.

"Es crucial", dijo Ventura. "Creo que todos ellos. Si ves lo que están haciendo Alex, Adam y Paul...es importante. Todo el mundo tiene que poner de su parte para que estés compitiendo en una temporada larga, y ellos lo están haciendo."

Ahora los Medias Blancas han arreglado una de las pocas fallas que tenían. La tercera base había sido un desastre hasta que llegó Youkilis. El veterano no está en su mejor momento, pero aun con .241/.315/.377 representa una gran mejoría. Y los Medias Blancas creen que puede dar más de lo que indican los números.

Youkilis rehúsa refugiarse en las excusas, pero sí reconoce que ahora disfruta más ir al estado que en sus últimos tiempos en Boston. Presumiendo que está en salud-y los Medias Blancas creen que sí lo está-no es fuera de lugar esperar que un cambio de ambiente puede convenirle a un pelotero que era una estrella en tiempos tan recientes como el 2010.

"Definitivamente (es verdad que) estoy en un mejor lugar-disfrutando", dijo Youkilis. "Eso es lo mejor. Mi esposa me llamó y me dijo, 'Luces tan contento ahí.'"

Ahora la única debilidad en el lineup está en el puesto de torpedero. El cubano Alexei Ramírez está teniendo la clase de temporada ahora que tuvieron Dunn y Ríos hace un año. Pero Ramírez juega una defensa de primera categoría, lo cual hace más fácil aceptar la baja en su ofensiva.

Los Medias Blancas no son un equipo sin defectos, pero hay muchas cosas positivas. Una campaña de seis meses te hace pagar las fallas, pero hasta ahora son pocas en el sur de Chicago.