Ya está en sus aguas

Ya está en sus aguas

Ya está en sus aguas
MINNEAPOLIS - Al concluir los entrenamientos primaverales, parecía que Francisco Liriano estaba en posición de tener uno de los mejores años de su carrera.

El hombro del dominicano se sentía muy bien después de que éste lanzara en la pelota invernal de su país y lo demostró al registrar marca de 2.33 y 33 ponches en 27 innings de labor en la Liga de la Toronja.

Pero ese éxito no continuó cuando comenzó la campaña regular, ya que el zurdo tuvo efectividad de 9.45 en sus primeras seis aperturas. A consecuencia de ese mal arranque, fue enviado al bullpen de Minnesota para hacer unos ajustes, tanto mecánicos como mentales.

Después de cinco presentaciones como relevista, Liriano regresó a la rotación el 30 de mayo y desde entonces ha lucido como el lanzador que los Mellizos esperaban ver toda la temporada. En sus últimas seis aperturas, Liriano tiene promedio de carreras limpias de 3.41 y encabeza a las Grandes Ligas en ese tramo con 40 ponches en 37.3 entradas.

Ahora surge la siguiente pregunta: ¿qué ha cambiado en Liriano desde que se reintegró a la rotación?

Hay muchas opiniones al respecto, según el gerente general de los Mellizos, Terry Ryan.

"Siempre existen las teorías", dijo Ryan. "Que estaba telegrafiando sus lanzamientos y todas esas cosas. He oído de todo".

Algunos dicen que Liriano está más relajado en la lomita porque comenzó a mascar chicle, pero el serpentinero aún no está listo para aceptar esa posibilidad.

"Empecé a (mascar chicle) durante las últimas dos aperturas", dijo Liriano. "No sé por qué. Simplemente comencé a hacerlo. No creo que tenga nada que ver".

Por su parte, Ryan no tiene inconveniente con que Liriano masque chicle eso lo ayuda a mantener el ritmo que lleva en estos momentos.

"Lo que sea necesario", bromeó Ryan. "Si necesita goma de mascar, apostaría a que Bazooka aportará una tonelada".

Con o sin chicle, Liriano luce mucho más relajado y más confiando en la lomita en estos momentos.

"No siento ningún tipo de presión ahora mismo", dijo Liriano. "Antes, cuando comenzó la temporada, (sentí presión) por lo bien que lancé en los entrenamientos. Estaba pensando demasiado, tratando de hacer más de la cuenta. Ahora simplemente trato de salir, relajarme, lanzar el juego y divertirme".

Liriano ha estado llegando profundo en los partidos. En cada una de sus últimas seis aperturas, ha tirado hasta por lo menos la sexta entrada. Es un cambio importante para el quisqueyano, quien una sola vez llegó tan lejos en un juego en sus primeras seis aperturas.

A Liriano le ha ido bien a principios de los partidos durante toda la temporada - tiene efectividad de 1.50 en los primeros innings como abridor - y ahora está lanzando más profundo en los partidos.

Parte de su éxito reciente se debe a la mejoría en su comando, ya que se le está metiendo arriba en el conteo a los bateadores. Y aunque ha registrado bastante ponches, no está tratando de abrumar a todos los bateadores ni de poncharlos a todos, según el mánager de los Mellizos, Ron Gardenhire.

"Frankie es un lanzador de ponches y eso lo sabemos", dijo Gardenhire. "Pero se mete en problemas cuando intenta ponchar a los bateadores con su material natural. Es cuestión de localizar la recta para irse arriba en el conteo y lo está comenzando a hacer".

Mantener la compostura siempre ha sido crucial para Liriano, quien tiene la tendencia de tirar con más fuerza de la cuenta cuando se ve en una maraña. Pero el receptor Drew Butera, quien ha sido el compañero de batería de Liriano para sus últimas seis aperturas, dice que el dominicano está tirando mejor con corredores en base.

"En su caso, la clave es mantenerse bajo control", dijo Butera. "Cuando pierde el compás y trata de lanzar demasiado duro o hacer más de la cuenta, ahí es que empieza a tirar más bolas".

Liriano, quien podría convertirse en agente libre después de la temporada, es candidato a ser canjeado por los Mellizos. Pero por ahora, el club está conforme con los aportes que hace el dominicano en una rotación acuciada por problemas.

"Estamos viendo unas rectas estupendas, unos lanzamientos rompientes muy buenos y también buenos cambios", dijo Gardenhire. "Más que nada, creo que estamos viendo mucho poder en su recta. Le salta de la mano; está demostrando mucho más control en la lomita. Y eso es lo que necesitamos".