El porvenir le sonríe al promisorio Correa

El porvenir le sonríe al promisorio Correa

El porvenir le sonríe al promisorio Correa
Jason Castro no lo podía decir mejor: "Es un buen momento para ser un Astro de Houston''.

Castro, selección de los Astros en primera ronda -décimo en total en las Grandes Ligas en junio de 2008- se refiere a la positiva evolución de la organización a la que pertenece, con tantos jóvenes de enorme potencial.

Por supuesto, el amable receptor titular de los Astros no podía contener su emoción al hablar del puertorriqueño Carlos Correa para la elaboración de este reportaje.

"Recuerdo claramente mi ascenso en la organización de manera que sé lo que le aguarda a Carlos'', comentó Castro mientras se preparaba para un juego de los Astros. "Estoy emocionado por él''.

Y Castro apenas puede esperar por el momento en el que Correa se una al equipo grande de los Astros.

"En la medida en la que él realice su trabajo y haga lo que necesita estará por acá más temprano que tarde'', pronosticó Castro, que acaba de cumplir apenas 25 años. "Va a tener una oportunidad de ascender velozmente. Estoy muy emocionado de poder jugar con él en un futuro no muy lejano''.

Si Castro está emocionado por el joven paracorto de apenas 17 años, cuyo talento es tan grande que muchos expertos lo comparan con la forma como lucían a esa edad los hoy estelares Alex Rodríguez y el venezolano Miguel Cabrera, imagínese usted cómo se sentirán de orgullosos sus propios paisanos.

En este sentido, Angel Pagán, jardinero central de los Gigantes de San Francisco que a su debido tiempo fue seleccionado en la cuarta ronda del proceso de reclutamiento de talento amateur o draft, se siente bien contento cuando se le pregunta sobre el jovencito que marcó una página histórica para la Isla del Encanto al ser seleccionado al tope de la lista de prospectos.

"Significa mucho porque el deporte del béisbol en Puerto Rico había decaído bastante'', analizó Pagán. "Le da muchas esperanzas a Puerto Rico de que el talento está creciendo. Y le da mucha motivación a los chamacos para que sigan trabajando porque saben que sí los están chequeando''. Ya Pagán estableció contacto con la promesa latinoamericana de los Astros.

"Hablé con el muchacho y ví algunos videos de él'', reveló Pagán. "Tiene mucho talento y de verdad va a ser un buen pelotero''.

La selección de Correa, por cierto, trae de nuevo al tapete la importancia que pueda tener el draft para limitar o no la llegada de talento puertorriqueño a las Grandes Ligas. En este sentido, Pagán considera que el draft es bien positivo.

"Mucha gente dice que estás compitiendo contra millones de peloteros estadounidenses, pero si te pones a ver siempre hay oportunidad de becas para que puedas hacerte profesional no solamente como pelotero sino a nivel académico'', subrayó Pagán. "Como agentes libres [como ocurre con otros países latinoamericanos], los muchachos pueden firmar a los 16 cuando aún no tienen el cuarto año [de educación media].La pelota no es para todo el mundo y si no es para tí la educación [lograda por el jugador si permanece en el aula de clases] es una buena base para el futuro''.

Asimismo, Xavier Cedeño, un ex jardinero convertido en lanzador zurdo, está también bien orgulloso de su paisano Correa.

"Es un privilegio de verdad'', conceptuó Cedeño, relevista de Guayanilla, Puerto Rico, que debutó en las Grandes Ligas con los Astros en 2011 y que fuera seleccionado por los Rockies de Colorado en la ronda #31 de 2004. "En Puerto Rico quedan muchos peloteros que tienen chance''. Cedeño vio a Correa cuando el jovencito de Santa Isabel, Puerto Rico, practicó con los Astros y quedó gratamente impactado.

"Es alto, joven, fuerte'', precisó Cedeño. "Mucha gente dice que lo ven como un A-Rod [a esa edad], que va a coger fuerza, que se va a poner más grande''.

Entretanto, el dirigente de los Astros, Brad Mills, sumó un criterio bien interesante: la conducta del jovencito fuera del diamante.

"Me impresionó por la forma cómo se comunica con la gente, cómo se conduce frente a la prensa, cómo se desenvolvió alrededor del Minute Maid Park [en su primer día en el hogar de los Astros]'', relató Mills. "Ser tan joven y conducirse de semejante manera es para mí algo bien impactante''.

No le pida usted a Mills, empero, que se ponga a comparar a Correa con otras grandes promesas.

"Creo que ya está bueno de comparaciones'', atajó Mills. "No quiero ponerle más presión. Solamente deseo que sea él mismo, que sea el mejor pelotero que él pueda ser.

"Existe la posibilidad de que sobresalga mucho y eso de por sí es algo bien chévere'', concluyó Mills, bien contento con el futuro que le aguarda a la promesa de los Astros.