A mantenerse a flote

A mantenerse a flote

A mantenerse a flote
PHOENIX - Mientras los Diamondbacks juegan por debajo de las expectativas y el dueño del equipo critica públicamente a dos jugadores, algunas personas se han preguntado si el clubhouse de Arizona está por dividirse en varias facciones.

Es algo que tratará de evitar la organización.

"Siempre es una preocupación", dijo el gerente general de Arizona, Kevin Towers. "Espero que no lleguemos a eso, porque cuando llega a ocurrir ya tienes una causa perdida. Tratas de tomar cartas en el asunto antes de que pueda pasar.

"Hay muchas especulaciones, malas lenguas-y es algo que probablemente (el manager Kirk Gibson) vaya a manejar", continuó el ejecutivo. "No me toca estar ahí en el clubhouse. Él está consciente de todo y creo que es la persona indicada para animar a los muchachos y mantener la unidad."

Hasta ahora no parece haber conflictos internos; además, el equipo acaba de llevarse dos de tres juegos en dos series, primero en San Diego y luego en casa ante los Rockies.

"Hay una sola forma de superar estos tiempos difíciles: animar y apoyar el uno al otro y no buscar culpables", dijo Towers. "Este es el momento en que la gente puede salir a comentar sobre cosas internas y eso nunca es bueno. Si hay problemas en nuestro clubhouse, tendremos que lidiar con eso directamente y entre nosotros. No estoy diciendo que ése sea el caso, pero creo que lo rectificaremos antes de que ocurra."

De su parte, Gibson sostuvo una reunión con los jugadores el miércoles. El capataz no quiso divulgar exactamente qué les dijo a los jugadores, pero lo más seguro es que hubo un tono positivo.

A pesar de la fama que se ganó en sus días de jugador activo como una persona de un carácter intenso y muchas veces difícil, Gibson se ha visto mucho más comedido como manager y es más propenso a elogiar a sus peloteros que criticarlos.

"Mi meta es seguir enfocado en nuestra tarea y nuestra causa y no perder la calma", dijo Gibson al preguntársele qué tenía previsto decirles a sus jugadores antes de la reunión. "A veces tenemos que sentarnos y reafirmar todo. Vamos a afirmar las cosas buenas."

TOWERS: LAS CRÍTICAS PUEDEN SERVIR DE MOTIVO
Al principio de esta semana, el dueño mayoritario de los Diamondbacks, Ken Kendrick, criticó a Justin Upton y a Stephen Drew en una entrevista por radio. Para Towers, su jefe tiene todo el derecho del mundo de opinar.

"Él es el dueño y está en su derecho si quiere desahogarse si quiere hacerlo", dijo Towers. "Creo que no se retractará. Eso ocurre una vez al mes en Nueva York y Boston. Sorprende a la gente cuando pasa aquí, porque no sucede con mucha frecuencia.

"Es buena persona", continuó. "Le importa el desempeño del equipo y estoy orgulloso de trabajar para un dueño que tiene esa pasión, que ve los juegos, que sigue el juego, siente que está enterado de lo que está pasando y quiere mejorar."

A Towers se le preguntó si creía que Kendrick trataba de motivar a su equipo.

"No conozco todos los motivos de eso", contestó. "Tal vez haya sido dirigido a todos nosotros, para decirnos, 'Hey, vamos'. Quién sabe, tal vez nos motive."