Nada de desesperación

Nada de desesperación

Nada de desesperación
MILWAUKEE - A esta altura del año pasado, Francisco Rodríguez sabía que tenía los días contados como integrante de los Mets de Nueva York. Al equipo le iba a mal y el venezolano sabía que, como futuro agente libre, era candidato a ser cambiado.

Así ocurrió la noche del Juego de Estrellas, cuando El Kid fue enviado a los Cerveceros. Rodríguez decidió seguir en Milwaukee un año más al aceptar la oferta de abritraje del equipo.

Ahora en el 2012, Rodríguez se encuentra una vez más en un equipo que no está en la pelea y que podría buscar canjearlo, por su condición de futuro agente libre. Efectivamente, si los Cerveceros no empiezan a ganar más juegos, la gerencia podría decidir salir de sus salarios más pesados y agregar talento joven a la organización.

Sin embargo, el venezolano quisiera continuar en Milwaukee, por lo menos para el resto de esta campaña.

"Estamos ahí todavía", dijo Rodríguez. "No hemos jugado nuestro juego todavía, al nivel que suponíamos. No estamos tan lejos, pero obviamente tenemos que volver a la marca de .500. Eso es lo principal. Después de eso, ya veremos qué pasa."

El año pasado fue diferente.

"Había tantos rumores circulando, pues tenía ese pálpito", expresó el relevista. "El gran contrato, todo lo que había pasado...estaba seguro de que (sería cambiado). Seguro pero no seguro. Estaba inseguro. Los rumores empezaron desde los entrenamientos y siguieron durante toda la primera mitad de la temporada."

El canje a Milwaukee ocurrió relativamente temprano en la época de cambios el año pasado, más de dos semanas antes de la fecha límite del 31 de julio.

Rodríguez volvió a firmar con los Cerveceros por US$8 millones, luego de tomar la decisión sorpresiva de aceptar la oferta de arbitraje del equipo. Los contratos de un año de esa naturaleza no incluyen cláusulas de no cambio.

Cuando un jugador sí tiene algunos derechos de rechazar los canjes, "sientes que tienes algo de control de tu futuro ahí mismo", expresó Rodríguez. "En este caso no. Pero sólo tengo que hacer mi trabajo y no preocuparme por las cosas que no puedo controlar."

Rodríguez se sintió frustrado por su actuación al principio de la campaña, sobre todo luego de cargar con la derrota en un partido en San Diego el 1ro de mayo. Pero en sus 12 presentaciones después de eso, permitió apenas dos carreras limpias, ponchó a 12 bateadores, dio sólo tres bases por bolas y preservó seis ventajas.

"He lanzado mucho mejor", dijo El Kid. "El primer mes fue un poco difícil para mí, pero el punto de soltar la bola ha sido más consistente últimamente y estoy lanzando más. Mientras más pitcho, mejor me siento."

Rodríguez continúa en 292 juegos salvados de por vida; su único rescate vistiendo el uniforme de Milwaukee fue en abril, ya que en los Cerveceros ha sido el preparador del cerrador John Axford.

El venezolano ha expresado que quisiera volver a ser taponero en su próximo equipo, pero ése no es su enfoque ahora mismo.

"Quiero ser paciente", dijo. "Tarde o temprano, alguien me va a dar la oportunidad."