Todo un éxito hasta ahora

Todo un éxito hasta ahora

Todo un éxito hasta ahora
Antes de la presente temporada alguien escribió en una conocida revista que el 2012 iba a ser "un año largo para los Medias Blancas". Fue un pronóstico compartido por muchos.

Parece que hace siglos el glorioso verano del 2005, cuando los Patipálidos ganaron la Serie Mundial.

Ahora bien, este "año largo" se ha convertido en dos meses sensacionales e increíbles para el manager novato Robin Ventura y sus White Sox.

El equipo de Chicago se fue de St. Petersburg, Florida luego de barrer a los Rays y llegar a ocho triunfos al hilo. Para poner en su perspectiva indicada dicha barrida, los Rays están empatados con los Orioles en el muy difícil Este de la Liga Americana.

Oh sí. Estos Medias Blancas también están en el primer lugar de su división.

Mientras aristócratas de Grandes Ligas como Yankees, Tigres y Filis, entre otros, pasan trabajo en esta primera parte de la campaña, son los Nacionales, Orioles, Indios y, sí, Medias Blanca que han hecho tan interesante la temporada del 2012 hasta ahora.

Se suponía que el equipo del sur de Chicago iba a estar reconstrucción este año. Pero están en la cima de cara a su próxima serie en casa contra los Marineros de Seattle.

Si le preguntas a Ventura sobre los motivos del éxito de su equipo hasta ahora, el dirigente dirá que no tiene una respuesta clara.

"Es béisbol, simplemente béisbol", dijo hace dos días, sentado en el dugout del Tropicana Field. "Este juego puede ser cruel. Pero muchas cosas nos han salido bien."

Ventura-siempre ecuánime y metódico-cree que un factor importante en las victorias de su escuadra ha sido la producción de los bateadores 6-9 de su lineup.

"Eso le ha quitado presión a la primera parte de la alineación", expresó el capataz. "Ha marcado una gran diferencia. Sí, se nos ha dado todo."

Unas horas después de hacer ese comentario, fue "la cola" del lineup de Ventura que propulsó a los Medias Blancas a una victoria por 4-3 sobre Tampa Bay. Ahora Chicago ha barrido series consecutivas por primera vez desde el 2010.

El cubano Alexei Ramírez, octavo bate el orden ofensivo, empujó dos carreras con par de dobles. Su compatriota Dayán Viciedo, bateando séptimo, conectó dos sencillos y un doble como parte de un ataque de 11 hits de los Patipálidos.

Mientras tanto Paul Konerko, quien encabeza las Grandes Ligas con promedio de .381, se fue 5-1 con un sencillo y Adam Dunn de 5-0 con cuatro ponches.

"Normalmente la mentalidad es de ganar una serie llevándose dos de los tres juegos", dijo Ventura. "Cuando un equipo siente que ya la tiene en sus manos, quiere terminar de hacerlo. Eso es lo que pudimos hacer."

Pudo haber surgido un bajón ante los Rays, luego de que los Medias Blancas barrieran a los Indios, otro equipo sorpresa del 2012.

"Después de un gran fin de semana en casa, era importante venir aquí y no aflojar el paso", dijo Konerko, refiriéndose a la serie en St. Petersburg. "La última parte del lineup nos impulsó en esta serie. En el fin de semana (vs. Cleveland) todo nos salió bien. Normalmente después de algo así das un giro de 180 grados, así que fue grato conseguir las victorias aquí."

Ventura siempre vuelve a su filosofía de que "el béisbol es el béisbol".

Ganen o pierdan sus White Sox, quiere que los peloteros jueguen de la manera correcta.

"Hay una forma correcta de jugar este deporte, y eso es lo que quiero", dijo el piloto. "Si lo hacemos todo bien y perdemos, pues ése es el béisbol. No tengo mucha paciencia cuando no se juega de la manera correcta."

Konerko y el receptor A.J. Pierzynski son los únicos integrantes de los Medias Blancas que quedan del equipo campeón del 2005, cuando Chicago venció a los Astros en la Serie Mundial.

El primera base advierte que derrotar a los Rays no debe ser un indicio de que los Medias Blancas estén tan por encima de Tampa Bay.

"No hay equipos fáciles en la Liga Americana", expresó el veterano. "Creo te pueden tocar ciertos equipos en el momento indicado. Ellos (los Rays) no batearon mucho. Pero desde mañana podrían empezar a encenderse. Tampa, Yankees, Rangers...todos van a estar ahí al final."

Las barridas son muy buenas, pero como dice Dunn, lo que realmente vale es la oportunidad "de jugar en octubre".

Si abril y mayo fueron un indicio de lo que viene, eso podría estar en el futuro de los Medias Blancas de Ventura.