Empiezan a cumplir con su potencial

Empiezan a cumplir con su potencial

Empiezan a cumplir con su potencial
Cuando las cosas iban de mal en peor, el humor de Mike Scioscia parecía ser un mezcla de incredulidad y enojo. El capataz de los Angelinos pregonaba paciencia y decía todo lo correcto, pero seguramente hubo días en los que miraba los nombres en los casilleros del clubhouse para recordarse a sí mismo la clase de talento que tenía a su disposición.

Scioscia es un piloto experimentado. Como tal, tenía que saber que el talento siempre sale a relucir durante una temporada de 162 juegos. La parte difícil era esperar que se despejara la neblina y que se revelaran los verdaderos Angelinos.

Eso ya ha ocurrido.

Los Angelinos tienen marca de 19-11 tras comenzar con 7-15 y que han reducido la ventaja de los Rangers en el Oeste de la Liga Americana de nueve a 5.5 juegos. Su cuerpo monticular tiene una efectividad colectiva de 2.99 en el último mes y, aunque la ofensiva aún ha lucido muy inconsistente, el equipo está anotando lo suficiente para imponerse.

También está un tal Albert Pujols. Más sobre él después.

Decir que nadie esperaba que los Angelinos comenzaran la temporada con 7-15 es quedarse corto. En los entrenamientos, preguntábamos acerca de la confianza excesiva y de la invencibilidad sin darle mente a las batallas de la temporada regular.

Así de bueno lucía el conjunto de Anaheim. Aun si Pujols necesitaba tiempo para adaptarse a una nueva liga y un nuevo ambiente, los Angelinos tenían el pitcheo necesario para superar eso.

Ante todo eso, Scioscia se encogía de hombros y decía que confiaba en que sus jugadores estaban conscientes de que no había garantías. Si había una preocupación era que los Angelinos contaban con tantos veteranos en sus filas que sus mejores prospectos quizás no tendrían la oportunidad de jugar. A todos los clubes les gustaría tener semejante problema.

Además, era casi seguro que Mark Trumbo y Mike Trout recibirían sus oportunidades en algún momento.

Tomando todo en cuenta, podemos ver el primer mes de la campaña como una de las mejores labores de Scioscia como mánager. Con Pujols en medio del peor arranque de su carrera, la parte trasera del bullpen fallando y malas rachas en cada esquina del clubhouse, Scioscia mantuvo las cosas bajo control.

Cuando termine la temporada, quizás reflexionemos sobre algunos momentos que cambiaron las cosas.

Primero Trout, de 20 años de edad, fue convocado desde ligas menores y agregado al lineup el 28 de abril. Está bateando .303 y les ha dado a los Angelinos una presencia dinámica en la parte alta del orden ofensivo. La juventud y el entusiasmo de Trout probablemente hayan tenido un buen impacto en un clubhouse desesperado por buenas noticias.

(Trumbo, de 26 años, también está disfrutando de una temporada fantástica, lo cual ha obligado a Scioscia a hacerle ajustes al lineup para acomodarlo.)

Y luego vino el 15 de mayo. Ese fue el día que el gerente general de los Angelinos, Jerry Dipoto, despidió al coach de bateo, Mickey Hatcher. Pero más importante fueron los tres sencillos dentro del cuatro que Pujols conectó ese mismo día en Oakland.

Pujols comenzó la jornada bateando .197 con un jonrón en 142 turnos al bate. Por más absurdo que suene, esos tres hits dentro del cuatro quizás fueran un respiro. Al menos algo le estaba yendo bien.

Durante las 11 campañas que pasó con los Cardenales, Pujols fue uno de los bateadores más disciplinados, constantes y de mayor confianza de su generación. Ese Pujols desapareció durante sus primeras semanas con los Angelinos. Le tiraba a malos lanzamientos y los lanzadores lo dominaban con rectas adentro. No se parecía al Albert Pujols de antaño.

Algo encajó el 15 de mayo. Pujols sonó su segundo cuadrangular de la campaña esa noche y desde entonces ha lucido como el Albert Pujols de siempre. En los últimos 16 juegos, el quisqueyano está bateando .344 con siete bambinazos y porcentaje de embasarse de .403. Y los Angelinos tienen marca de 11-5 en ese tramo.

Otros bateadores están viendo mejores lanzamientos ahora porque los pitchers no quieren enfrentarse a Pujols con corredores en base. De pronto, con la velocidad de Trout en la parte alta del lineup y Pujols entrando en ritmo en la parte gruesa, los Angelinos por fin están viendo señales de la ofensiva que esperaban tener.

Como Scioscia pronosticó en abril, los Angelinos no se transformaron de la noche a la mañana. Al bullpen se le hicieron algunos cambios. Trout y Trumbo ahora son titulares. La confianza va en ascenso.

Los Angelinos no están libres de preocupaciones. Su as, Jered Weaver, salió cojeando del terreno esta semana e ingresó a la lista de incapacitados con una lesión en la espalda. Pero por primera vez en lo que va de la temporada, los Serafines están surgiendo como uno de los equipos más poderosos de la Liga Americana.