Aguacero impide práctica de bateo en Miami

Aguacero impide práctica de bateo en Miami

Aguacero impide práctica de bateo en Miami
MIAMI -- La lluvia impidió la práctica de bateo el miércoles el estadio de los Marlins de Miami.

Sí, en un estadio que costó 634 millones de dólares y con techo corredizo.

El techo estaba abierto cuando de repente una banda de lluvia se posó por el estadio cuando faltaban cuatro horas previo a un juego de los Marlins ante los Nacionales de Washington. Llovió durante 15 minutos antes que se pudiera cerrar el techo.

Jugadores curiosos salieron de los vestuarios para observar como los empleados trataban de cubrir el cuadro interior con una lona.

Los acuarios detrás del plato no se vieron afectados.

"Los peces se reían de nosotros", dijo un guardia de seguridad mientras llovía.

Como solía ocurrir en su viejo estadio, la práctica de bateo de los Marlins debió ser suspendida. El techo no se pudo cerrar más rápido debido a cuestiones de seguridad.

Debido al calor y lluvias frecuentes en el sur de Florida, los juegos de los Marlins se han disputado bajo techo salvo en cuatro ocasiones.

Pero permanece abierto la mayor parte del tiempo de modo que el pasto natural reciba la luz del sol. El terreno se seca rápido tras un aguacero.