Expusieron argumentos contra Clemens

Expusieron argumentos contra Clemens

Expusieron argumentos contra Clemens
WASHINGTON -- Hicieron falta 24 testigos en 19 días de declaraciones para que los fiscales expusieran su caso contra Roger Clemens, un periodo en el que fueron desechados tres miembros del jurado y dos partes pequeñas del pliego de acusaciones.

Es la séptima semana del juicio, y los abogados de Clemens comenzarán a hacer lo propio. El caso sigue centrado en la credibilidad de una persona, Brian McNamee.

El gobierno concluyó el martes sus argumentos en el juicio por perjurio que se sigue al lanzador, siete veces galardonado con el Cy Young. Los alegatos concluyeron con un testigo de Wall Street y dos del FBI.

Dos de esos testigos mencionaron el nombre de McNamee, el ex entrenador de acondicionamiento físico de Clemens, quien dice haber inyectado esteroides al serpentinero en 1998, 2000 y 2001. Además, le habría suministrado la hormona del crecimiento humano en 2000.

La defensa tardaría un par de semanas en llevar al estrado a sus testigos. El juicio ha excedido ya la duración original de entre cuatro y seis semanas, estimada por el juez cuando comenzó a seleccionarse a los miembros del jurado.

Clemens sigue acusado de dos cargos de perjurio, tres de hacer falsas declaraciones y uno de obstruir la labor del Congreso. Todas las acusaciones se relacionan con el testimonio que Clemens rindió ante el Congreso durante una audiencia en 2008, y a una declaración que antecedió a esa comparecencia.

El corazón del caso es el alegato de que Clemens mintió al decir que nunca había consumido esteroides ni la hormona del crecimiento humano, pero el cargo de obstrucción incluía 15 declaraciones o "actos" en los que Clemens habría engañado al Congreso sobre varios asuntos. El juez federal de distrito Reggie Walton desestimó dos de esos actos el martes.

Una de las acciones desestimadas fue la declaración de Clemens, quien dijo no tener idea de que el ex senador George Mitchell quería hablar con él como parte de los preparativos para un reporte emitido en 2007 por ese legislador sobre el consumo de drogas en el béisbol.

El gobierno no pudo probar lo contrario, porque algunas de sus evidencias fueron consideradas admisibles ante las reglas que protegen la comunicación confidencial entre el abogado y su cliente.

La segunda acción desestimada se relaciona con la declaración emitida por Clemens en 2008, cuando señaló, "no puedo decirles una palabra" sobre la hormona del crecimiento humano.

El juez dijo que esa declaración podría interpretarse en forma errónea, pues respondió a una pregunta sobre si Clemens había hecho alguna investigación sobre esa hormona.