Contra viento y marea

Contra viento y marea

Contra viento y marea
BOSTON -- Hay días comunes de descanso, y luego hay días que se sienten como si fueran un esperado regalo del encargado de hacer el calendario.

Los Medias Rojas experimentaron lo segundo el jueves, finalmente tomando un respiro después de un período de 20 juegos en 20 días en los que disputaron partidos en cinco ciudades diferentes, probablemente despertando en medio de la noche en ocasiones preguntándose en qué lugar se encontraban.

Cuando los muchachos se levantaron esta mañana, no sólo se encontraban en casa listos para disputar siete juegos en contra de los Rays y los Tigres, sino también que al fin contaban con una razón legítima para sentirse bien acerca de ellos mismos.

Ha sido un arranque de temporada difícil para un club que viene de protagonizar la campaña pasada uno de los más grandes colapsos en septiembre en la historia de Grandes Ligas.

"Bueno, como lo dije antes del juego, y les dije a los muchachos si estaban escuchando después del juego, simplemente fue un excelente esfuerzo por parte de un fabuloso grupo de profesionales que lucharon contra mucha adversidad, aguantaron jugar en varios horarios y mal clima", expresó el timonel de los Patirrojos, Bobby Valentine. "Hicimos un gran trabajo al ganar estas últimas dos series. Llegar a casa con una marca de .500, pienso yo, habla muy bien de ellos. Jugaron muy bien".

Sí, la marca de los Medias Rojas está apenas en .500 -22-22. No han podido colocarse por encima de los .500 este año todavía. Permanecen en el sótano del Este de la Liga Americana, a 5.5 juegos del primer lugar. En otras palabras, el sueño de llegar a octubre luce remoto aún, pero recientemente la esperanza ha renacido.

A esta altura, incluso ante la adversidad, los Medias Rojas se están convirtiendo una vez más en la clase de equipo que los fanáticos desean seguir.

Los Medias Rojas no tienen a uno, sino a dos jardineros titulares en la lista de lesionados ahora mismo.

Carl Crawford, Jacoby Ellsbury y Cody Ross podrían ser el trío de jardineros titulares que usted probablemente proyectó durante el invierno. Y si de alguna forma los tres quedaran fuera de acción, el equipo contaría con Ryan Sweeney, Darnell McDonald y Ryan Kalish, ¿verdad? Bueno, cada uno de esos seis peloteros están fuera de servicio ahora mismo.

Y en lugar de sentarse a lamentarlo, el gerente general Ben Cherington y el mánager Bobby Valentine han encontrado a un grupo de jardineros para llenar el lineup, y lo han hecho bastante bien.

¿Se acuerdan de Daniel Nava? Poca gente lo recordaba hasta hace par de semanas, cuando reapareció de la nada después de permanecer por casi dos años en Triple-A Pawtucket. El bateador ambidiestro tiene promedio de .350 con dos vuelacercas y 11 carreras producidas.

"No existe esa presión en nosotros de sobresalir y sacar al equipo a flote, debido a nuestro lineup, debido a lo que son capaces de hacer", indicó Nava. "Y eso te permite jugar tu juego y no tratar de hacer más de la cuenta. Creo que la mayoría de los muchachos te dirán que cuando eres capaz de simplificar las cosas las oportunidades de tener éxito son mejores".

¿Y qué tal Scott Podsednik? El veterano estaba prácticamente en el olvido tras haber sido relegado a ligas menores desde el 2010.

Los Filis enviaron al jardinero de 36 años a los Medias Rojas hace dos semanas, a cambio de dinero en efectivo. Y el veterano respondió para su nuevo club esta semana al conectar un cuadrangular el miércoles - su primer juego como titular vistiendo el uniforme de Boston.

En cuanto a Marlon Byrd, las cosas le han salido bien en la Liga Americana. El jardinero comenzó la campaña de 43-3 con los Cachorros, pero le ha dado a Boston un poco de vida con su bate, registrando promedio de .271 en 85 turnos y ayudando a llenar el hueco en el jardín central.

Los Medias Rojas han ganado 10 de sus últimos 13 juegos, y nunca sabes quién dará la cara al día siguiente.

"Es como un cliché, pero tenemos a un héroe diferente todos los días", manifestó el abridor Daniel Bard. "[Kelly] Shoppach, Nava y Podsednik dieron la cara [el miércoles]. ¿Quién hubiera planeado eso? Esa es la forma en que deseas jugar como equipo. Nos sentimos bien balanceados ahora mismo. Si nuestros bateadores 6-7-8 y 9 hacen su trabajo, entonces le quitas presión a los grandes bates de nuestro lineup".

Los jardines no han sido el único lugar en el que jugadores inesperados han dado la cara. Una historia similar se está llevando a cabo en el bullpen.

El plan maestro durante el invierno era contar con Andrew Bailey como taponero regular y con Mark Melancon como preparador de mesa.

Bailey terminó sometiéndose a una operación en su dedo pulgar antes del Día Inaugural y probablemente no vuelva a lanzar hasta la segunda mitad de la temporada. Melancon tuvo un pésimo arranque del 2012 y fue enviado a Triple-A Pawtucket.

En cambio, el resto del bullpen ha brillado. El mexicano Alfedo Aceves, el taponero que experimentó varios tropiezos en las primeras dos semanas de la campaña, no sólo ha encontrado su ritmo, sino también que ha dominado a la oposición en semanas recientes.

"Aceves tiene un gran ritmo acerca de sí mismo, ¿no lo creen?", destacó Valentine. "Se tiene confianza. Ha trabajado muy bien con los receptores".

Mientras que los Medias Rojas esperaban grandes cosas de Aceves este año, nadie sabía qué esperar del resto de los relevistas.

Comencemos con el trío de zurdos compuesto por el venezolano Franklin Morales, Andrew Miller y Rich Hill. Morales siempre ha sido una especie de relleno para el roster en los equipos en que ha estado. Ahora es uno de los principales preparadores de mesa de Valentine.

Miller nunca pudo establecerse como abridor en la Gran Carpa, pero lo ha hecho bastante bien en su transición al bullpen.

Hill se sometió a una cirugía Tommy John en junio pasado, pero pudo regresar en menos de un año. El zurdo ponchó a los dos bateadores que enfrentó el miércoles con el juego en riesgo.

Del lado derecho, el nicaragüense Vicente Padilla le dijo a Valentine durante los entrenamientos de primavera que no sabía qué tan bueno podía ser como relevista. Bueno, Padilla ha heredado a 15 corredores este año y ninguno de ellos ha anotado.

Y el tipo que siempre pasa desapercibido - Scott Atchison - una vez más ha resurgido de Pawtucket para registrar una efectividad de 1.13 en 17 presentaciones.

En algún momento, los Medias Rojas podrían recuperar la salud y descubrir de lo que son capaces con Crawford, Ellsbury, Bailey y quizás el japonés Daisuke Matsuzaka.

Por ahora, los Medias Rojas han podido tomar un respiro antes de saltar al terreno el viernes por la noche para enfrentar a los Rays.

"Hace mucho tiempo que no veía acción por 20 días consecutivos", señaló Valentine. "No podría estar más feliz con la forma en que los muchachos reaccionaron ante todo esto y al calendario, los viajes, las lesiones, el mal clima. Nadie se ha quejado; algunos muchachos han dado más de lo que se les esperaba. Para mí, la forma en que han jugado como equipo me da ánimos como mánager".