Renovado en el nido

Renovado en el nido

Renovado en el nido
BALTIMORE - Durante sus dos años y medio con los Rangers, Pedro Strop se sentía como que alguien siempre estaba por quitarle su puesto.

El dominicano afirma que se puso mucha presión mientras subía y bajaba en Texas. En 27.1 entradas con el equipo grande de los Rangers, el relevista derecho tuvo efectividad de 7.24.

Todo eso cambió cuando Strop fue reclamado por Baltimore de la lista de waivers el pasado 1ro de septiembre. Dos días después, los Orioles lo pusieron a pitchar. Por fin, Strop percibía que un equipo le tenía confianza, y eso resultó en más auto-confianza para el mismo quisqueyano.

"Me estaban usando en situaciones importantes del juego, y cuando ves eso, piensas que si te están usando en ese tipo de situaciones, es porque confían en ti", dijo Strop acerca de los Orioles y cómo empezaron a usarlo en septiembre del 2011. "Después de eso fue que todo empezó (a salir bien)."

Hasta ahora en el 2012, Strop ha sido el principal preparador, encargado del octavo inning. Y cuando el cerrador titular de Baltimore, Jim Johnson, no ha estado disponible, Strop ha salvado tres juegos.

"De verdad ha sido un arma importante para nosotros en esta primera parte de la temporada", dijo acerca de Strop el manager de Baltimore, Buck Showalter. "Tiene muchas formas de hacerte out."

Strop afirma que la clave de su mejoría ha sido el uso de una recta de dos costuras, pitcheo que ha tirado más del 50% del tiempo este año. Con los Rangers, empleaba muy poco dicho lanzamiento.

Después de batallar con dolores y fatiga en el brazo de lanzar, factores que limitaban su velocidad, Strop empezó a usar la recta de dos costuras cuando llegó a Baltimore. También hizo algunos ajustes en su mecánica, pasando de tirar casi del lado del brazo a lanzar por encima del brazo.

Como resultado, Strop dice que se siente mejor del brazo y que ha provocado más rodados a la oposición. También ha tirado más duro la recta, con una velocidad promedio de casi 97 millas por hora este año.

"Antes ponchaba a mucha gente, pero ahora sólo quiero sacar a los bateadores lo antes posible", expresó el dominicano. "Es una temporada larga. Tienes que estar disponible lo más posible para ayudar al equipo."

De su parte, Showalter señala que Strop aún tiene mucho espacio para crecer y progresar. Al diestro de 26 años le falta controlar las emociones y ejecutar de manera más consistente su nuevo estilo de tirar por encima del brazo.

"Es una obra en progreso", manifestó el capataz. "No creo que hayamos visto lo suficiente todavía como para saber exactamente lo que va a hacer a largo plazo.

"No se trata tanto de lo físico, sino de poder controlar las emociones. Creo que lucha con eso a veces. Tiene tanto deseo y tantas emociones, y lo que menos quiero hacer es quitarle eso. Quiero que sea quien es."