Astros han jugado de manera refrescante

Astros han jugado de manera refrescante

Astros han jugado de manera refrescante
Hola amigos AstroFans, un gusto saludarles.

Una de las claves para jugar al beisbol en cualquier época es por supuesto jugarlo con garra, con unas ganas que se desborden, que el público que paga por un boleto al estadio, lo sienta y lo pueda palpar.

Pueden notarse muchos factores en un cambio tan fuerte como el que han tenido de una temporada a otra los Astros de Houston, pero sin duda es una especie de sorpresa lo que están siendo sobre todo en casa.

Quizá no se ha visto tanta gente en las gradas, pero los asistentes al espectáculo están observando un equipo plenamente renovado, con una visible hambre de triunfo que está generando una mejor perspectiva.

Es probable que algunos digan "caray, pues no estar al fondo de la División (Central de la Nacional) ya es ganancia", pero lo cierto es que dos que tres ajustes e incluso podríamos estar hablando de una temporada mucho mejor de lo esperado.

Por supuesto, las cuestiones situacionales se han manejado con un minucioso estudio vanguardista de las cifras y las posibles combinaciones. En eso innovaron los Astros con su célebre Dirección de estudios científicos, la cual de verdad se puede estar consolidando como una certeza: inesperada, pero certeza al fin y al cabo.

Insistiendo, eso de mostrarse fuertes en casa, es algo que la misma afición poco a poco puede comenzar a valorar, en pos de hacerse sentir con el apoyo en las tribunas del Minute Maid Park, un inmueble maravilloso para sentir al rey de los deportes, sin lugar a dudas.

Vaya, incluso esta renovación de la que estamos hablando, se nota con la actitud de un veterano como el caballo panameño Carlos Lee, a quien se le ve jugando cómodo custodiando los rumbos de la primera base, con una soltura que le da mayores argumentos a su aporte ofensivo esperado para este año de inminente re lanzamiento espacial.

Otro puntal como Wandy Rodríguez, también siempre con su repertorio afilado es uno de los que no puedes dejar de mencionar si los Astros pretenden tener argumentos para un recorrido interesante en la temporada. El zurdito quisqueyano, va en pos de cincelar una temporada con buena profundidad en sus aperturas, siempre con esa curva letal que usa con maestría.

El gusto que da ver a la barba de Brett Myers luciendo en la lomita, con este verdadero hombre de acción -quien no hacía salvamentos desde 2007-, con un despliegue casi perfecto, que, bueno, ya sabemos lo que puede hacer un taponero confiable (Mariano Rivera en su momento) para un equipo que quiere cerrar la cortina en el noveno episodio.

Pero definitivamente, a este autor le vienen mucho más alegrías con estos Astros de Houston del 2012, un equipo que podemos colocarle el calificativo de "alegre" en el diamante.

Esa dupla de Jed Lowrie con José Altuve, rápidos, letales para consumar el fildeo y los outs en el cuadro espacial, es un par que ya está levantando las cejas de propios y extraños, pues además con el madero son consistentes y potencialmente de una peligrosidad que los hace una revelación para el circuito.

En la receptoría, por supuesto la seguridad de Chris Snyder, pero ver de regreso al drafteado Jason Castro, ya respuesto, con sus tremendas facultades atléticas, es otra de las cosas que ponen a soñar en un futuro nada lejano con los de la estrella estilizada.

Los jardines son otra parte que tiene mucho de especial para la organización. Se fueron Michael Bourn y Jason Bourgeois, pero ahora se deó ver Justin Maxwell (también de rango atlético interesantísimo), el potente Bruan Bogusevic, Travis Buck y bueno, un pelotero que bien puede ser emblema como J.D. Martínez.

De los bosques no dejamos a Jordan Schafer, quien bien podría ser en buena parte como una definición de estos "Neo Astros", por el desenfado y a la vez la entrega con la que juega. Schafer, precisamente llegado en ese cambio por Bourn, es un pelotero que puede prender la mecha y vaya que ha mostrado facultades fildeando, embasándose y en los senderos.

Muchas esperanzas se han centrado en estos muchachos que están haciendo un ruido fenomenal... ruido beisbolero bueno, eso que ni qué.

Así es que, amigos, los Astros se preparan para iniciar una Series Interligas con un ingrediente especial: es una probada de lo que ya será "normal" el año que viene (2013) y especialmente los agarrones de pronóstico reservado que se esperan ante los vecinos estatales Rangers de Texas. Es probable que no sea un termómetro real de lo que los Astros serán el próximo calendario, pero sin duda será un buen referente de qué áreas van a mejorar en el equipo para afrontar ese duro reto que se llama Liga Americana.

Ahí están los argumentos con camisola del equipo, es cuando debemos decirle a los Astros: ¡Dale, Dale, Dale!

Muchas gracias.

Twitter: @Alejou