Toda una sensación con el madero

Toda una sensación con el madero

Toda una sensación con el madero
MIAMI - A dondequiera que va Giancarlo Stanton, el cañonero monta un espectáculo en las prácticas de bateo.

El jardinero de los Marlins es uno de los jugadores más fuertes del béisbol y lo demostró el lunes al conectarle un grand slam al veterano Jamie Moyer de los Rockies. El batazo al jardín izquierdo tuvo una trayectoria de aproximadamente 483 pies y rompió parte de una de las pizarras del Marlins Park.

Stanton ahora suma nueve jonrones, incluyendo ocho en el mes de mayo.

Los Marlins ven a Stanton volarse la barda a diario durante las prácticas de bateo.

¿Cómo le iría al joven toletero en un escenario a nivel nacional, por ejemplo, como participante en el Festival de Jonrones durante el Juego de Estrellas?

No es preciso que un pelotero sea seleccionado al Clásico de Media Temporada sólo para que participe en el Festival.

"Eso es decisión de él", dijo el mánager de Miami, el venezolano Ozzie Guillén. "No veo a nadie en Grandes Ligas que tenga más poder que él. Nadie. Le tengo todo el respeto en el mundo a Jim Thome. He visto batear a Jim Thome. Pero este muchacho está fuera de control. Está desatado. El muchacho tiene poder legítimo".

Stanton, con sus nueve bambinazos y 29 remolcadas, reúne argumentos para el Juego de Estrellas. Pero en la Liga Nacional hay mucha competencia en los jardines. El boricua Carlos Beltrán (13), Ryan Braun (12), Matt Kemp (12), Jay Bruce (10) y Hunter Pence (10) han conectado más cuadrangulares que Stanton.

Pero ninguno de ellos ha roto una pizarra.

Stanton, por su parte, está disfrutando la atención.

"¿Por qué no?" dijo. "No vas a tener miedo de hacer algo bien, ayudar al equipo a ganar y crear alboroto y llamar la atención al hecho de que estamos jugando bien".

Stanton también se ha unido a un grupo élite: Es uno de solamente cuatro jugadores que han conectado cuatro grand slams antes de cumplir los 23 años de edad. Ted Williams, Eddie Matthews y Ken Griffey Jr. son los otros tres.

"Esa es buena compañía", dijo Stanton. "Quizás llegue a cinco antes de los 23 años".