Espaldarazo para el venezolano

Espaldarazo para el venezolano

Espaldarazo para el venezolano
WASHINGTON -- El piloto de los Nacionales de Washington Davey Johnson quiere que todo el mundo sepa que Henry Rodríguez es todavía el cerrador del equipo, aunque espera que no le vuelvan a preguntar sobre el taponero venezolano.

"¿Qué si es mi cerrador? Sí, es mi cerrador", declaró Johnson el lunes antes del partido contra los Padres de San Diego. "Tengo toda la confianza del mundo".

El domingo, cuando Washington cayó por 9-6 ante los Rojos de Cincinnati, el venezolano dejó ir el salvamento por tercera vez en 11 intentos y su foja quedó en a 1-3 con un promedio de 4.70 en efectividad. Le dio la base por bolas a dos rivales con dos outs y congestionó las almohadillas, que fueron vaciadas enseguida por Joey Votto con el grand slam que puso fin al encuentro.

Poco antes del partido del lunes, un periodista le hizo una pregunta a Johnson al tiempo de señalarle que Rodríguez había sido mucho más eficaz en casa --donde los adversarios le han conectado un hit en 24 turnos-- mientras que de visita los rivales batean de 31-8.

"Ha estado excepcional. Tuvo una pretemporada destacada. No voy a responder estas preguntas cada vez que hay un problemita", dijo Johnson. "Así que ya no me hagan esas preguntas. Si hay algo que vaya a cambiar sobre eso, doy la información por mi propia voluntad. ¿Está bien?".

Rodríguez, que regularmente alcanza los 160 kilómetros (100 millas) por hora en los lanzamientos, llegó circunstancialmente al puesto de cerrado esta temporada debido a que Drew Storen, que tuvo 43 salvados la campaña anterior, fue operado del codo de lanzar en abril, y su reemplazo, Brad Lidge, necesitó una cirugía abdominal y fue colocado en la lista de lesionados.