En busca de más trueno

En busca de más trueno

En busca de más trueno
NUEVA YORK - Robinson Canó había escuchado las burlas de sus compañeros en los Yankees. ¿Cómo era posible que uno de los bateadores más productivos de Grandes Ligas llevaba un solo jonrón y apenas cuatro empujadas cuando había transcurrido un mes de la temporada?

Entonces, algunos de los comentarios estaban en la mente del dominicano mientras recorría las bases luego de su cuadrangular con bases llenas frente a los Reales. El derecho Luke Hochevar había pagado el mayor precio de todo, pero al compatriota de Canó Eduardo Núñez, le esperaba algo.

"Nuney se estaba burlando de mí", relató Canó. "Me dijo, 'Por lo menos dale a una por el medio. (Chris) Stewart tiene más empujadas que tú y juega menos partidos.' Después de eso (el jonrón), le dije 'Ahora estoy arriba yo.'"

Efectivamente, Canó se ha distanciado un poco del receptor suplente de los Yankees. Ahora le tocan metas más grandes. De hecho, se puede decir lo mismo sobre el resto de la parte gruesa del lineup de Nueva York.

El equipo vio cosas positivas de Alex Rodríguez en la serie en Kansas City. Además, los Yankees esperan que Mark Teixeira salga de su slump acostumbrado de principio de año. Sin embargo, nada fue más alentador que ver salir por fin el poder de Canó.

"Eso fue grande", dijo Rodríguez. "Es difícil imaginar que con un swing, (Canó) podía doblar su cantidad de jonrones y empujadas. Sabemos que si Robbie va a hacer lo que hace, es bueno para que ambos empecemos a despegar."

Contar con más poder de sus bateadores 3, 4 y 5 en la alineación es crucial. Sin la producción de ellos, el manager Joe Girardi duda que el resto del ataque pueda producir lo suficiente para que el equipo llegue a los playoffs.

"Se vuelve mucho más difícil", dijo el piloto. "Tienes que contar con grandes años de ellos. Creo que puedes decir eso sobre cualquier otro equipo."

Pero con todo lo que se ha documentado sobre la falta de producción de la parte gruesa del lineup, debe notarse que para el martes los Yankees estaban en el tercer lugar de la Liga Americana con 141 carreras anotadas, detrás de Texas (160) y Boston (155).

Pero hasta para un club que ha visto un encendido Derek Jeter batear .397, un Curtis Granderson aún rindiendo y un Nick Swisher motivado en su año de contrato, unos batazos de Canó, Rodríguez y Teixeira caerían muy bien a esta altura.

"Un (lento comienzo) no es raro para mí", dijo Teixeira. "Pero para todos nosotros juntos, sí lo es. Todos tenemos historiales. Alex más que yo y más que Robbie. Pero todos sabemos lo que tenemos que hacer para volver a producir."

Como recordó el propio Canó, el dominicano empezó más lento en el 2008, cuando estaba bateando por debajo de .160 a partir del 7 de mayo.

"Tienes que irte con lo que Dios te dé", dijo Canó. "He sido bueno los últimos tres años. No me puedo quejar. A veces no vas a ser el mismo todo el tiempo. Somos seres humanos y vamos a pasar por situaciones difíciles."

Girardi hizo una referencia al dominicano Albert Pujols, quien antes del domingo no había dado jonrón-con un salario mucho mayor al del segunda base de los Yankees.

"Sabemos que (Canó) está un poco atrasado en cuanto a dónde esperábamos que estuviera a esta altura del año, pero no es el único bateador de Grandes Ligas que está un poco atrasado", dijo el piloto. "Ya recuperará el terreno perdido."

El caso de Rodríguez es un poco más complejo. Se pensaba que si el tres veces JMV de la Liga Americana podía mantenerse en salud, volvería su nivel de 30 jonrones y 100 empujadas. Girardi lo ha mantenido en el terreno como tercera base y designado, pero hasta ahora el toletero ha producido sólo siete extrabases (aunque cinco de ellos son cuadrangulares).

"Si no estamos invictos y si no estamos bateando 1,000, mi respuesta siempre va a ser la misma", dijo Rodríguez. "Siempre voy a esperar más. Pero la clave para nosotros es ligar muchos hits juntos, realizar buenos turnos y encontrar la manera de ganar los juegos."

De su parte, Girardi expresó que confía en que los Yankees están por estallar al bate.

"Uno espera que sí", dijo al respecto. "Y así lo tienen que ver ellos. No creo que estos muchachos duden de sí mismos. Creo que se frustran cuando ven los números, pero no creo que duden de sí mismos."