Se defiende encargado de muestras de Braun

Se defiende encargado de muestras de Braun

Se defiende encargado de muestras de Braun
NUEVA YORK -- La persona que recogió las muestras de orina de Ryan Braun que luego arrojaron positivo a niveles elevados de testosterona afirmó que cumplió con el protocolo de recolección del programa antidopaje del béisbol de Grandes Ligas.

Dino Laurenzi Jr. emitió el martes un comunicado en el que confirma que él fue el encargado de las muestras recolectadas tras un partido de playoffs el 1 de octubre. Indicó que ha sido un recolector de la empresa Comprehensive Drug Testing desde 2005, y que ha recogido más de 600 muestras del programa antidopaje de las mayores.

El nombre de Laurenzi trascendió la semana pasada luego que la suspensión de 50 partidos de Braun fue revocada. El jardinero de los Cerveceros de Milwaukee se convirtió en el primer jugador que logra revertir una sanción por dopaje tras apelar.

"En ningún momento manipulé las muestras", dijo Laurenzi.

Laurenzi dijo que almacenó las muestras de Braun en el sótano de su casa, en cumplimiento con el procedimiento establecido porque "no había oficina de FedEx a menos de 50 millas (80 kilómetros) de Miller Park que pudieran enviar paquetes ese día o el domingo".

Braun, sin embargo, alega que al menos cinco oficinas de FedEx localizadas a menos de cinco millas (ocho kilómetros) estaban abiertas hasta las 9 de la noche, y también había una abierta las 24 horas.

Laurenzi indicó que el protocolo es para "proteger" las muestras en su casa hasta que FedEx puede enviarlas al laboratorio, y afirmó no alteró el paquete.

"Han habido otras ocasiones en las que tuve que guardar muestras en mi casa al menos por un día y sin darse incidentes", añadió.

Laurenzi añadió que "cumplí mis funciones con integridad y profesionalismo".

Dijo que divulgó el comunicado para "dejar las cosas en claro".

Braun no estuvo disponible para una reacción el martes en la sede de pretemporada de su equipo en Phoenix.

La semana pasada, Braun se consideró la "víctima" de un programa con "irremediablemente imperfecto".