Dodgers y Astros trasladan su show a Houston para el Juego 3 de la SM

Dodgers y Astros trasladan su show a Houston para el Juego 3 de la SM

Todos sabíamos antes de empezar la Serie Mundial que un choque entre dos rivales que ganaron 100 juegos cada uno en la temporada regular, lo que no había sucedido en 47 años, podía resultar en algo muy especial. Y en efecto, los Astros y los Dodgers han cumplido con las expectativas.

Ahora que los Astros igualaron las cosas con esa épica y extenuante victoria en el Juego 2 en Dodger Stadium, no se puede negar que esta Serie Mundial tiene el potencial para convertirse en un verdadero clásico. Y el Juego 3 que se disputará esta noche en Minute Maid Park, con Lance McCullers Jr. y Yu Darvish anunciados para abrir, podría resultar clave.

¿Podrán los Astros mantener el envión anímico que consiguieron el miércoles?

"Si hubiésemos perdido, hubiese dicho que no", dijo el manager de Houston, A.J. Hinch. "Pero como ganamos, diría que sí, absolutamente ese juego cambió el momentum".

Como era de esperarse, Dave Roberts, el dirigente de los Dodgers, descartó que cualquier cosa que haya ocurrido el miércoles vaya a tener un efecto en el futuro de la serie.

"Tenemos un grupo resistente y batallador", dijo Roberts. "Muchos de nuestros peleteros han jugado este juego por años. Estaremos listos".

Los Astros, que vienen de ganar el primer juego de Serie Mundial en la historia de la franquicia, tienen marca de 6-0 y han dominado 31 a 7 carreras a sus oponentes este octubre en casa, donde ostentan una efectividad de 1.17. Además, gracias a una fanaticada que se ha abalanzado a apoyar al equipo después de la tragedia del huracán Harvey, el estadio estará a reventar, igual de ruidoso como cuando los Astros regresaron a casa abajo 3-2 en la Serie de Campeonato ante los Yankees y fueron capaces de salvar su temporada.

Esta vez, el regreso a casa no estará marcado por la necesidad de despertar a los bates, sino por continuar con el ataque que montaron el miércoles contra al hasta entonces impenetrable bullpen de los Dodgers, que no había permitido una carrera en sus anteriores 28 innings de trabajo. Fue una racha a la que pusieron fin los venezolanos Marwin González y José Altuve, el puertorriqueño Carlos Correa y George Springer con sus bambinazos del Juego 2.

"Yo creo que eso nos dio un poquito de momentum", dijo el tercera base Alex Bregman. "Y estamos felices de volver a casa y poder jugar frente a todos estos fanáticos en Houston".

Desde que la Serie Mundial adoptó el formato actual de 2-3-2 en 1946, ha habido 34 series empatados después de los dos primeros duelos. El equipo que se fue a casa para los encuentros 3,4 y 5 terminó ganando 18 veces el título (52.9%), y en cuatro ocasiones se coronaron en el Juego 5. Tres veces el equipo visitante ganó esos juegos 3,4 y 5, algo que no ocurre desde los Orioles en Filadelfia en 1983.

Ahora, son los Dodgers los que tienen el reto de recuperarse tras una derrota muy dura, en la que llegaron a tener la carrera del empate en el plato en el 11mo inning. Que no tengan que volver a utilizar tanto a su bullpen en el Juego 3 será algo que dependerá de Darvish. El japonés ha estado fenomenal esta postemporada, con marca de 2-0 y 1.59 de efectividad en 11.1 innings. Como miembro de los Rangers hasta mediados de temporada, tiene mucha experiencia contra los Astros y ha lanzado maravillosamente bien en este parque. Tiene 4-1 y 2.16 de por vida en Minute Maid Park.

"Es mejor saber que ya he lanzado aquí antes", dijo Darvish, que tiene 4-0 y 0.88 de efectividad en sus últimas cinco presentaciones. "Quizás me da un poco de ventaja, pero en realidad no importa".

Con la mudanza al estadio de la Liga Americana, se espera que los Dodgers mantengan a Corey Seager en el campocorto y usen a Joc Pederson, Andre Ethier, Yasmani Grandal como designado en los tres juegos en Texas. Del lado de los Astros, esto les abre más oportunidades al puertorriqueño Carlos Beltrán y a Evan Gattis.