Kershaw y Dodgers dominan para picar adelante en la Serie Mundial

Kershaw y Dodgers dominan para picar adelante en la Serie Mundial

LOS ÁNGELES -- ¿Cuál calor? Clayton Kershaw fue un témpano de hielo que jamás se derritió en el montículo.

Durante su debut en la Serie Mundial, Kershaw brindó una faena para el recuerdo y guio el martes a los Dodgers de Los Ángeles hacia una victoria por 3-1 sobre los Astros de Houston, en el primer juego del Clásico de Otoño.

Kershaw debió cambiarse el jersey empapado en sudor durante una noche en que el termómetro llego a 39 grados centígrados (103 Fahrenheit). Pero logró congelar el bateo de los Astros, con lo que siguió olvidándose de la mala fortuna que había tenido en sus años anteriores durante los playoffs.

Un jonrón de Justin Turner produjo dos carreras para romper el empate en la sexta entrada ante Dallas Keuchel. Y Kershaw tuvo control absoluto de la situación ante el equipo que más carreras anotó esta temporada en las mayores.

Taylor arranca con HR

"Definitivamente se siente bien decir que esto ocurrió en la Serie Mundial y que tenemos la ventaja por 1-0", comentó el zurdo.

El as había esperado toda su carrera para que llegara este momento. Y una vez que subió a la lomita para su primer encuentro de Serie Mundial, lució como un digno heredero de Sandy Koufax, Orel Hershiser y todos los grandes pitchers en la historia de los Dodgers.

Galardonado tres veces con el Cy Young, Kershaw recetó 11 ponches, la mayor cantidad de un pitcher en un primer juego de la Serie Mundial desde 1968. Permitió apenas tres hits y no dio un solo boleto a lo largo de siete capítulos. Su tremenda curva hizo que los bateadores de Houston lucieran torpes en más de una ocasión.

El único descuido de Kershaw derivó en un jonrón de Alex Bregman que empató la pizarra 1-1 en el cuarto acto.

Pero no hubo mayor problema. Bajo la mirada de Koufax en el parque, Kershaw hizo que el legendario pitcher de los Dodgers se sintiera orgulloso.

Kershaw domina en el Juego 1 de la Serie Mundial

"Fue tan bueno como se esperaba", reconoció Keuchel, cuyo primer lanzamiento en el juego fue conectado de jonrón por Chris Taylor, lo que dio la ventaja a los locales.

Brandon Morrow resolvió a la perfección el octavo inning, en tanto que Kenley Jansen retiró en orden a los Astros en el noveno para acreditarse el salvamento, coronando una faena combinada de tan sólo tres inatrapables.

Dominantes, los relevistas de los Dodgers han lanzado 25 innings consecutivos sin tolerar anotación en esta postemporada.

Un entusiasta público, incluidas varias celebridades de Hollywood, acudió al primer encuentro de Serie Mundial disputado por los Dodgers de 1988. Como recompensa, los espectadores recibieron un motivo inmediato de celebración, el bambinazo de Taylor, quien compartió con Turner el premio al Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Jansen sella la victoria

Ante los Astros, ambos siguieron haciendo contacto.

"Fue bueno recibir ese impulso", dijo Kershaw en referencia al vuelacerca de Taylor. "Esto alimentó al público. Fue definitivamente el mejor inicio que pudimos haber esperado".

Los fanáticos no dejaron de ovacionar a Kershaw, quien recibió un aplauso más cuando llegó por un pasillo para conceder las entrevistas posteriores al encuentro.

"Me sentí bien. Ellos tienen una alineación muy dura", comentó. "Por la forma en que lanzó Keuchel, tuvimos altibajos y eso fue bueno. Nos permitió entrar en ritmo. Creo que a mí todo esto me ayudó mucho".

Dado que los dos abridores cumplieron una gran labor, el encuentro se resolvió en dos horas y 28 minutos. Fue el más breve de una Serie Mundial desde el cuarto compromiso entre Toronto y Atlanta, en 1992.

Jimmy Key y los Azulejos ganaron aquel duelo por 2-1 en 2:21 horas.

Y ciertamente, la poca duración de este encuentro fue inusitada para estos playoffs, en que los juegos han promediado 3:32 horas --18 minutos más de lo registrado hace un par de años.

La derrota deja a Houston sin un solo triunfo en el Clásico de Otoño en su historia de 56 temporadas. La única vez anterior que llegaron a estas alturas, los Astros fueron barridos por los Medias Blancas de Chicago en 2005.

El segundo juego está previsto para este miércoles. Justin Verlander, el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, subirá a la lomita por los Astros, para enfrentar al zurdo Rich Hill.

Por los Astros, los venezolanos José Altuve de 4-1, Marwin González de 3-0. Los puertorriqueños Carlos Correa de 3-0, Carlos Beltrán de 1-0. El cubano Yuli Gurriel de 3-0.

Por los Dodgers, el cubano Yasiel Puig de 3-0. El puertorriqueño Kike Hernández de 3-1.