Joe Girardi dolido con la derrota, pero orgulloso de este grupo joven de Yankees

Joe Girardi dolido con la derrota, pero orgulloso de este grupo joven de Yankees

HOUSTON - Al fin y al cabo, el fuerte de los Yankees en estos playoffs-el buen béisbol que jugaron en casa-fue su talón de Aquiles en lo inverso, ya que el equipo de Nueva York perdió cada uno de los cuatro partidos de la Serie de Campeonato de la Liga Americana fuera del Bronx, cayendo por 4-0 en el Juego 7 en Houston para ser eliminado y ver esfumarse su sueño de alcanzar la Serie Mundial por primera vez desde el 2009.

En total, los Yankees tuvieron marca de 1-5 en la ruta en estos playoffs.

"Hubo algunas derrotas difíciles", dijo el manager de Nueva York, Joe Girardi. "Sé que la gente va a decir que no ganamos muchos juegos en la ruta. Pero hubo otros conjuntos que tampoco ganaron mucho fuera de casa. Resulta que chocamos con un equipo bien bueno que nos venció".

La realidad es que los Yankees, con la camada de jóvenes que incluye a Aaron Judge, el dominicano Gary Sánchez, Greg Bird y el quisqueyano Luis Severino, llegó más lejos de lo que la mayoría esperaba para el 2017. Tras una victoria en el Juego del Comodín sobre los Mellizos, los Yankees sorprendieron a todos al ganarle a Cleveland en la ronda divisional después de perder los primeros dos choques de la serie.

Y contra los Astros, los Bombarderos del Bronx estuvieron a ley de una victoria para alcanzar la 41ra Serie Mundial de la ilustre historia de la franquicia. Pero Nueva York fue limitado a una sola vuelta en los últimos dos encuentros en Houston. En cuatro partidos de la serie en el Minute Maid Park, los Yankees anotaron apenas tres carreras.

"Pudimos ganar el (decisivo) Juego 5 (en Cleveland) y me sentía bien con nuestras posibilidades de ganar un partido aquí, pero no pudimos hacerlo", expresó Girardi, cuyos pupilos cayeron víctimas de Dallas Keuchel, Justin Verlander, Charlie Morton y Lance McCullers Jr. en los choques en Houston. "Hay que darles crédito. Lanzaron muy bien y lo primordial es que nos ganaron".

Al arrancar esta temporada, los Yankees habían disputado un solo partido de playoffs desde el 2012, que fue justamente una derrota ante los Astros en el Juego del Comodín hace dos años. Pero en el 2017, los Baby Bombers lograron un progreso impresionante, ganando 91 encuentros en la campaña regular, eliminando a los Indios en la Serie Divisional y dándoles un enorme susto a los Astros en la Serie de Campeonato.

"Es bastante especial lo rápido que vino esto", dijo Girardi. "Creo que hay más y más talento (en liga menor) que va a continuar retando a (los jugadores del equipo grande).

"Fue bien divertido manejar este grupo. Estoy tan orgulloso de este grupo como de cualquiera que he dirigido".