Ha vuelto el ambiente eléctrico al Yankee Stadium este año

Ha vuelto el ambiente eléctrico al Yankee Stadium este año

NUEVA YORK -- En octubre del 2012, los Yankees, clasificados por 17ma vez en 18 años, luchaban en la Serie de Campeonato de la Liga Americana con los Tigres de Detroit.

Nueva York perdió los primeros dos juegos, rumbo a ser barrido. Derek Jeter se lesionó de un tobillo y no volvería más ese año. El público en el Yankee Stadium, pese a jonrones dramáticos de Raúl Ibáñez, casi no se sentía. El ambiente en el Bronx no era ni la sombra de lo que había sido en años anteriores, sobre todo en comparación con el viejo Yankee Stadium, que cerró sus puertas al concluir la temporada del 2008.

Ahora, cinco años después, la magia ha regresado a esta zona de Nueva York, donde los Yankees llegaron al miércoles invictos aquí en cinco partidos de esta postemporada y con hambre de brindarle más emociones a su fanaticada.

"Creo que los fans están de regreso", dijo el manager de los Yankees, Joe Girardi. "Veo cosas que tenía tiempo sin ver y me recuerda mucho a cuando yo jugaba aquí. Ha sido divertido".

Julie Jacobson

Como jugador, Girardi fue parte de los Yankees campeones de 1996, 1998 y 1999, parte de la época de oro de las ediciones del equipo dirigidas por Joe Torre.

Ya para el 2012, tal vez los fanáticos del Bronx estaban demasiado acostumbrados a los playoffs. Hasta fastidiados, aburridos. Pero después de cinco años sin celebrarse una serie de postemporada aquí, el ambiente ha regresado, junto a los nuevos Bombarderos del Bronx.

"Ese estadio estaba encendido", dijo Aaron Judge acerca de la atmósfera que se vivió el martes en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana entre Nueva York y Houston. "Fue increíble. Los fans se estaba volviendo locos".

No es para menos. Con la excepción del Juego del Comodín del 2015, una derrota de los Yankees ante los mismos Astros, no se había jugado playoffs en el Yankee Stadium desde aquel 2012.

Pero este año, los Baby Bombers le han dado motivo a su fanaticada para celebrar. Además de ganar sus primeros cinco choques en casa de estos playoffs por marcador global de 30-12, Nueva York llegó al miércoles con 18 victorias en sus últimos 21 partidos en casa desde el 2 de septiembre. Durante la temporada regular, los Yankees tuvieron la mejor marca de la Liga Americana como local, con 51-30.

"Hay vida en el estadio", comentó Judge. "No escuchas nada. Estás hablando con la persona al lado, pero el ruido es abrumador. Es una locura".

En el nuevo Yankee Stadium, el mayor éxito que se ha visto fue en el 2009, cuando Nueva York se coronó campeón de la Serie Mundial precisamente en el año inaugural del estadio. Sin duda, el ambiente de aquel entonces se puede comparar con lo que se ha visto aquí en octubre del 2017.

"Veo a la gente dando saltos en las gradas", dijo Girardi. "La gente está de pie todo el tiempo. Estando sentado (en el dugout), me sale una sonrisa porque agradezco lo que están haciendo nuestros fans. Ellos son gran parte de esto y es bastante especial la sensación que les están brindando a nuestros jugadores".