Yadier Molina fue personalmente a colaborar en Puerto Rico

Yadier Molina fue personalmente a colaborar en Puerto Rico

SAN LUIS -- La temporada regular terminó hace dos semanas, pero el puertorriqueño Yadier Molina ha tenido poco tiempo para descansar, pues su tiempo y su energía los ha dedicado a recorrer las calles de Puerto Rico para entregar personalmente comida, agua y hielo a las personas afectadas por el Huracán María.

Molina llegó a Puerto Rico dos días después del último juego de los Cardenales para supervisar la distribución de cinco camiones de artículos y bienes para la gente en los pueblos de Vega Alta, Dorado, Utuado y Cayey, ubicados en el norte de Puerto Rico. Son sitios especiales para Molina, que creció en Vega Alta y ahora tiene una residencia en Dorado.

"Inmediatamente después de que el huracán María golpeó Puerto Rico me puse muy preocupado por mi familia, mis amigos y toda la gente", dijo Molina. "Sentía que no podía hacer nada y no me podía concentrar al no saber si mi familia y mis seres queridos estaban a salvo. Quería ayudarlos tan pronto como pudiese".

Todo empezó con una campaña para recaudar fondos encabezada por la esposa de Molina, Wanda Torres, en la cual recogieron más de US$150,000. Ese dinero fue utilizado por la organización sin fines de lucro de Molina, Fundación 4, para comprar los implementos que luego entregaría el pelotero personalmente.

Además, Molina contribuyó con una suma no revelada de dinero para ayudar a los damnificados.

Junto con su hermano mayor, José, y otras personas de su fundación, Molina fue casa por casa para hacer las entregas. Completaron su labor el domingo.

Sin embargo, el trabajo de Molina para darle una mano a los afectados continuará. Planea organizar el Yadier Molina Home Run Derby y Juego de Softbol de Celebridades en el Hiram Bithorn Stadium en San Juan el 8 de diciembre. Todo lo que se recaude será repartido entre organizaciones benéficas.

Hasta el lunes, 26 días después de que el huracán María tocó tierra, 87% de los puertorriqueños seguían sin electricidad, de acuerdo con la Federal Emergency Management Agency.