El tiro de Marwin González fue determinante en la victoria de los Astros

El tiro de Marwin González fue determinante en la victoria de los Astros

HOUSTON - La victoria por 2-1 de los Astros sobre los Yankees en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contó con una actuación histórica del zurdo Dallas Keuchel, otra demostración del talento del venezolano José Altuve y la continuación de una impresionante racha de hits del cubano Yuli Gurriel que incluyó el batazo que empujó la carrera decisiva a favor de Houston.

Pero hubo un momento en la primera parte del quinto episodio que fue determinante a favor de los "siderales".

Con los Astros arriba 2-0 y corredores en primera y segunda, Aaron Judge conectó una línea de hit al jardín izquierdo. Cuando trató de anotar desde segunda Greg Bird, quien había salido con el pitcheo con Judge en conteo máximo de 3-2, el venezolano Marwin González soltó un disparo de 97.4 millas por hora (según Statcast™) para sacarlo en el plato.

"Fue la jugada del partido", expresó el torpedero de los Astros, el boricua Carlos Correa. "Nos devolvió el impulso del juego. Obviamente, hubiese sido 2-1 en ese momento. Creo que fue la jugada más importante".

González, utilizado por los Astros como utility durante la temporada regular pero colocado como titular en el jardín izquierdo para cada uno de los primeros cinco choques de estos playoffs, ha exhibido su brazo no una vez, sino en dos ocasiones esta semana. El lunes en el Juego 4 de la Serie Divisional contra los Medias Rojas en Boston, el jugador de 28 años sacó a un corredor en el plato en una victoria de Houston por 5-4. Al igual que el viernes, aquel partido se decidió por la diferencia mínima, gracias a la proeza de González en las cortas dimensiones del bosque izquierdo del Fenway Park y del Minute Maid Park.

"Fue el mejor momento para detener el impulso de ellos", dijo González, quien demostró muchas emociones cuando la jugada fue confirmada luego de una revisión por video. "Lo único que yo pensaba era ir tras la bola lo más rápido posible, porque sabía que (Bird) estaba en la segunda y que ésa era la única posibilidad de sacarlo en el home plate".

El beneficiario en la lomita fue Keuchel, quien continuó su dominio de los Yankees con 7.0 entradas en blanco, 10 ponches, cuatro hits y una sola base por bolas otorgada. El zurdo no sólo le ganó a Nueva York por segunda vez en su carrera en playoffs, sino también se unió a Mike Scott y al Salón de la Fama Nolan Ryan (ambos en 1986) como los únicos lanzadores de los Astros en ponchar a 10 bateadores o más en un partido de postemporada.

"Creo que no hay suficientes palabras para elogiar el juego de Marwin durante toda la temporada", dijo Keuchel. "Es el jugador más subvalorado en Grandes Ligas. Ahora que tiene más atención sobre él, todo el mundo está viendo ese valor".

ALTUVE CON OTRO PARTIDO PARA EL RECUERDO
Fue Altuve quien catalizó la ofensiva de los Astros el viernes en la cuarta entrada, con hit dentro del cuadro, una base robada y la primera carrera anotada con sencillo de Correa.

En medio de los cantos de "MVP!" de parte de la fanaticada del Minute Maid Park, Altuve se fue de 4-3 en el Juego 1. Ahora en cinco partidos de la postemporada, lleva promedio de .579 y, de paso, ha puesto un nuevo récord de la franquicia con cuatro encuentros de tres hits o más en playoffs.

"Contento de que ganáramos el juego", dijo Altuve. "Teníamos a uno de nuestros mejores pitchers en la loma y muy contento. Estamos jugando aquí en Houston, tenemos la ventaja de la casa y tendremos que ganar (el sábado), para mantener el ritmo. No hay que cambiar nada".