¿Le ha llegado la hora a Alex Cora para dirigir en Grandes Ligas?

¿Le ha llegado la hora a Alex Cora para dirigir en Grandes Ligas?

NUEVA YORK -- A.J. Hinch reveló durante los entrenamientos de primavera que había estado cinco años tratando de convencer a Alex Cora para que le acompañara en su staff de coaches.

El manager de los Astros de Houston finalmente lo consiguió esta campaña, al incorporar a Cora como su coach de banca en el equipo que ganó cómodamente la División Oeste de la Liga Americana y ahora pelea por alcanzar su primera Serie Mundial desde 2005.

Pero Hinch podría ver partir pronto a Cora. El nombre del puertorriqueño suena con fuerza para todas las vacantes de manager que se han abierto en las últimas semanas, en Nueva York, Boston, Filadelfia y Detroit.

Se trata de la confirmación del prestigio que se ganó Cora en sus 14 temporadas como pelotero profesional, comentarista de televisión, gerente de la selección de Puerto Rico que salió subcampeona de dos Clásicos Mundiales de béisbol y ahora como la mano derecha del piloto de los Astros.

Durante las últimas semanas, Hinch no se ha cansado de responder a preguntas sobre si Cora tiene los ingredientes para ejercer como manager. Y sus respuestas han sido enfáticas: "va a ser manager, sin duda alguna", afirmó.

Así se explayó sobre Cora al ser consultado por los periodistas.

"Le ha ido bien en su primer año como coach debido a su habilidad para estar en sintonía con los jugadores y su sabiduría beisbolera", dijo Hinch. "Es alguien muy despierto, entiende el juego a profundidad y realmente se lleva bien con los jugadores de nuestro camerino".

Otras virtudes:

--Es joven, 41 años. Un factor importante para tomar el pulso en equipos con núcleos juveniles, como es el caso en Boston y Filadelfia. También es alguien adepto al uso de nuevas estadísticas, que incluso ha dado conferencias ante la Society for American Baseball Research (SABR).

--Se maneja bien con los medios de prensa. Una destreza fundamental en sitios donde se está bajo la lupa sin tregua alguna. Es lo que le esperaría con los Mets y los Medias Rojas.

--Y es latino. Algo conveniente en equipos con jugadores de la región, como ocurre con los Mets y su principal prospecto, el torpedero dominicano Amed Rosario. Además, Grandes Ligas necesita incrementar el número de dirigentes de minorías. Apenas hay uno en la actualidad con raíces latinoamericanas, con Rick Rentería, de origen mexicano, con los Medias Blancas de Chicago.

Cuando los Astros eliminaron el lunes a los Medias Rojas en la serie divisional, quizás abrieron la puerta de salida a Cora.

Pese a llevar a Boston al título de la División Este en las últimas dos temporadas, más un campeonato de la Serie Mundial en 2013, John Farrell acabó despedido.

La determinación del presidente de operaciones de béisbol Dave Dombrowski generó cierta sorpresa al considerar los resultados, y el ejecutivo no entró en detalles sobre los motivos. Pero sucumbir a las primeras de cambio en los playoffs no es consuelo en Boston.

Aquí es donde la personalidad y juventud de Cora encajarían.

Alguien que resaltó eso fue Carlos Beltrán, el actual bateador designado de los Astros y quien compartió camerino con Cora en los Mets.

"Tiene una gran personalidad. Es alguien intenso, y a los jugadores les gusta ver eso", resaltó Beltrán al diario Newsday de Nueva York. "Pero al mismo tiempo, es alguien que se puede sentar en el camerino con los jugadores y sostener una conversación de béisbol. Hay casos en los que managers y jugadores marcan un límite. No quieren inmiscuirse en el camerino y cosas así. Pero yo, como jugador, me gusta cuando el manager entra al camerino, se sienta para conversar con los jugadores, familiarizarse con los jugadores. Conocerles personalmente. Tiene los talentos".