Corey Kluber busca reivindicarse para mandar a la Tribu a la SCLA

Corey Kluber busca reivindicarse para mandar a la Tribu a la SCLA

CLEVELAND - El capataz Terry Francona configuró la rotación de los Indios para la Serie Divisional de la Liga Americana ante los Yankees con la idea de poderle dar la bola al as Corey Kluber en un posible Juego 5.

El miércoles, se sabrá si Francona acertó con dicha estrategia.

Luego de que los Indios ganaran los primeros dos juegos de la serie en el Progressive Field, Nueva York prevaleció en los dos compromisos en el Bronx para forzar un quinto partido decisivo en Cleveland.

"Creo que tratamos de estar preparadores para cualquier situación que pudiera surgir y creo que estamos tranquilos con la manera en que hicimos todo", dijo Francona. "Queríamos contar con Kluber si llegábamos a este juego. Y llegamos a este juego".

Pese a que a Kluber no le fue bien en el Juego 2 - cedió seis carreras en 2.2 innings - la Tribu tiene motivos de sobra para llegar al Juego 5 con confianza; el diestro se perfila como el candidato principal para el Premio Cy Young en la Liga Americana luego de registrar foja de 18-4 y encabezar a los abridores Grandes Ligas con promedio de carreras limpias de 2.25 en 29 aperturas en la temporada regular.

"Es difícil imaginar que se le pueda dar la bola a alguien mejor", dijo Francona. De su parte, Kluber afrontará el Juego 5 como cualquier otro.

"Como lanzador, tienes que ejecutar tus pitcheos y los bateadores van a tratar de sacar provecho cuando te equivoques", dijo el monticular. "En resumidas cuentas, es el mismo juego, 27 outs, todas esas cosas. Quizás haya un poco más de emoción".

La última vez que Kluber se trepó la lomita en una situación de vida o muerte fue en el Juego 7 de la Serie Mundial del 2016 ante los Cachorros, duelo en el que toleró cuatro carreras en 4.0 episodios con tres días de descanso en una derrota de Cleveland por 8-7. Esta vez, Kluber estará lanzando con reposo normal.

"Son temporadas distintas", señaló Kluber. "Para mí, es otro juego de postemporada. Hay mucha adrenalina y emociones fuertes de ambos lados. Al final, el perdedor se va para la casa. No sé si la experiencia de la Serie Mundial el año pasado vaya a marcar una diferencia o no. Creo que de todos modos lo afrontaríamos de esa manera".