Yuli Gurriel estuvo incontenible al bate en los juegos del Fenway Park

Yuli Gurriel estuvo incontenible al bate en los juegos del Fenway Park

BOSTON - Entre los Juegos 3 y 4 de la Serie Divisional de la Liga Americana entre los Astros y los Medias Rojas, Yuli Gurriel tuvo seis turnos seguidos con hit, más un embasamiento por error.

En total, el cubano bateó de 17-9 (.529) en los cuatro choques de Houston vs. Boston, ayudando a los Astros a eliminar a los Medias Rojas por 3-1.

Para Gurriel, quien se encuentra en su primer año completo a nivel de Grandes Ligas tras desertar de Cuba en febrero del 2016, parte de la razón de su éxito en estos momentos de tanta presión podría ser su amplia experiencia en el ámbito internacional con la selección cubana, que incluye Juegos Olímpicos, Clásicos Mundiales y Copas Mundiales de Béisbol.

"De una manera u otra eso me ayuda, porque a nivel de Olimpíadas, Mundial, Clásico Mundial, la adrenalina es bien fuerte y eso me ha ayudado aquí", comentó Gurriel, de 33 años de edad. "Se está jugando a un nivel bien alto aquí todo el tiempo, el público es exigente con los fans siempre están apoyando a su equipo. Es bien difícil, de verdad".

Para Gurriel, no lució tan difícil rendir en la serie contra los Patirrojos. El primera base se convirtió en el tercer novato de la historia en conectar al menos ocho hits en una Serie Divisional, uniéndose a su compatriota Yasiel Puig (ocho en el 2013) y el japonés Ichiro Suzuki (12 en el 2001).

"Bien contento", comentó Gurriel en medio de champán y cerveza durante la celebración del clubhouse de los Astros el lunes. "Mi primera temporada completa y estar ahora mismo en playoffs y ya haber avanzado a la semifinal es algo bien grande. La verdad es que lo estoy disfrutando al máximo".

En los dos partidos en Boston, Gurriel se fue de 9-7, con un doble y un triple.

"Los dos primeros juegos (en Houston) me sentí bien, pero aquí me salieron bien las cosas", dijo. "Quería ayudar al equipo y aportar mi granito de arena fue algo bien importante".