Rich Hill y Robbie Ray se enfrentan en el Juego 2 de la SDLN en L.A.

Rich Hill y Robbie Ray se enfrentan en el Juego 2 de la SDLN en L.A.

LOS ÁNGELES -- La responsabilidad de subirse a la loma por los Dodgers en el Juego 2 de la Serie Divisional de la Liga Nacional recaerá sobre los hombros de Rich Hill, exactamente 10 años después de su debut en postemporada.

En aquella ocasión, defendiendo la camiseta de los Cachorros de Chicago, y precisamente ante el mismo oponente del sábado, el zurdo permitió tres carreras en tres innings, producto de seis hits y un par de boletos.

Una década más tarde, y tras revivir su carrera a base de rectas altas y una curva letal, Hill se medirá a un equipo de los D-backs con aún más pirotecnia en su alineación. Él lo hará con su equipo arriba 1-0 en la serie tras el triunfo por 9-5 el viernes por la noche.

Arizona doblegó al oriundo de Boston en tres de cuatro enfrentamientos en 2017, y Hill acabó con 5.03 ERA en 19 2/3 innings.

"Creo que su alineación, y la manera que se manejan es extremadamente profesional, y eso es lo que hace de un equipo un equipo especial", reconoció el abridor de 37 años.

Sin embargo, Hill aseguró estar mucho más concentrado en ejecutar su plan de juego y disfrutar la ocasión que en los propios resultados.

"Dependerá de si sales y eres agresivo y lanzas con convicción", explicó. "No se trata - y no quiero sonar incorrecto, pero no se trata del resultado, se trata de cómo encaras la búsqueda de ese resultado, y creo firmemente en eso. Creo que al final del día si te puedes mirar en el espejo y decir que diste todo ese día, luego puedes recordarlo y sentirte bien y no tener remordimientos".

El veterano, quien terminó la temporada regular con marca de 12-8 y 3.32 ERA, espera mostrar una versión mucho más madura y efectiva que la de aquella ocasión en Wrigley Field.

"Se trata de disfrutar el proceso de los playoffs en lugar de mirarlo como algo basado en resultados", recalcó. "Creo que yo, a los 25, 26, 27 años estaba mucho más orientado hacia los resultados que hacia el proceso, el momento, y entender que realmente depende de que la bola salga de tu mano como quieres la mayor cantidad de veces. Cuando puedes hacer eso en cualquier tipo de situación al nivel más alto, vas a tener más éxitos que fracasos".

Dave Roberts, quien guardará al japonés Yu Darvish para el Juego 3, explicó el efecto que tiene Hill sobre el ambiente del equipo los días que le toca lanzar.

"Comienza desde el momento que entra al clubhouse", dijo. "Tiene algo en la mirada, y no te ve ni te escucha. Es ciertamente contagioso, y eleva el foco. No es que necesitemos eso esta noche o en esta serie, pero cada vez que se sube a la loma, creo que todos nos encendemos. Todos se alimentan de eso".

Por su parte, los D-backs recurrirán a Robbie Ray tras utilizar - con poco éxito - tanto a Taijuan Walker como a Zack Godley en el Juego 1.

El manager Torey Lovullo contó cómo recibió rápidamente el visto bueno del zurdo, quien dominó a los Dodgers durante la temporada regular.

"Hablé con (Ray) después de su (sesión el jueves)", dijo Lovullo. "Dijo que se sintió fantástico. Tuve una conversación con él (el viernes), y me dijo que se sintió aún mejor. Ese tipo de relaciones que he establecido con estos muchachos están armadas sobre confianza y comunicación. Fue una conversación rápida y fácil. Creo que probablemente me hubiera dicho si no se sentía perfecto. Supe tras tres o cuatro minutos por lo que me decían sus ojos que quería la bola y que estaba listo".

El oriundo de Brentwood, TN hizo su debut en la postemporada en el Juego del Comodín ante los Rockies, ingresando en relevo de Zack Greinke y aportando 2 1/3 innings de una carrera, con tres ponches.

"Teníamos preocupación mínima", reconoció Lovullo. "Hizo solo 34 envíos, y creo que lanzó 32 más para entrar al Juego del Comodín. Así que quería darle todo el tiempo que podíamos para tomar esa decisión".

Ray terminó 3-0 con 2.27 ERA en 31 2/3 innings ante la tropa de Roberts esta temporada, con 53 ponches contra 12 boletos, y un promedio de bateo en contra de .211.

El inicialista Cody Bellinger no lo ha enfrentado todavía, mientras que Corey Seager y Justin Turner no han tenido demasiado éxito ante él en sus carreras. El torpedeo le batea de 21-3 (.143) con dos dobletes, y el antesalista está de de 24-5 (.208) con un par de dobletes y tres impulsadas. Quien se lo ha visto bien es Chris Taylor, quien está de 16-7 (.438) ante el zurdo. Kike Hernández le conectó tres jonrones y le batea .269.