Fallas en el pitcheo de D-backs alteran los planes de Lovullo

Fallas en el pitcheo de D-backs alteran los planes de Lovullo

LOS ÁNGELES - Para Arizona, la derrota del viernes duele por partida doble.

Los D-backs no solo cayeron en la apertura de la Serie Divisional de la Liga Nacional ante los Dodgers por 9-5, sino que por segundo juego consecutivo debieron utilizar a un abridor que estaba destinado a lanzar otro día.

Así como la irregular actuación de Zack Greinke el miércoles obligó a Torey Lovullo a utilizar a Robbie Ray, en esta ocasión el mal comienzo de Taijuan Walker hizo que Zack Godley - proyectado para abrir el Juego 3 o 4 - debiera ingresar de urgencia para apagar el fuego en el Chávez Ravine.

"Hemos sido muy fuertes", señaló Lovullo. "Hemos tenido algunas derrotas duras, y como saben, esto es beisbol de postemporada. Sabemos que estamos hechos para momentos como este. Hemos sido probados en batalla todo el año. Pero es un juego. Es un juego. Fue un día duro para nosotros. Obviamente sabemos que no hicimos algunas de las cosas que estamos acostumbrados a hacer, y nos ganaron. Sé que este equipo se rearmará y estará listo para un duro juego (el sábado)".

Walker tardó 38 pitcheos para conseguir su primer out en un primer inning en el que los nueve miembros de la alineación de los Dodgers terminaron bateando. Él ya no se subió a la loma para comenzar la segunda entrada, habiendo dejado a su equipo con un déficit de cuatro rayitas.

"Él era la elección", aseguró el manager. "La elección clara. Lo guardamos en la nómina del Juego del Comodín para una situación como esta. Solo que nunca entró en ritmo. Hay que darle crédito a los Dodgers. Ellos batearon un par de errores, y desafortunadamente él nunca se asentó. Tomamos la decisión de sacarlo tras el primer inning porque 48 envíos en un inning son muchos para que un lanzador absorba".

Lovullo avisó que Walker podría estar disponible desde el bullpen más adelante en la serie.

Lo de Godley fue mucho más digno, y permitió preservar cierta parte del cuerpo de relevistas de su equipo. El derecho, de gran temporada regular, lanzó cinco innings de tres carreras - dos limpias - en cuatro hits, con cinco ponches y dos boletos.

"Nos dio la chance de jugar para remontar, y eso es lo que le pedimos a nuestros relevistas", dijo Lovullo. "Fue un rol nuevo para él, pero creo que lo hizo fantástico. Él hizo un trabajo sólido de permitirle a nuestros bateadores ponerse de pie y mantener el partido a tiro. Desafortunadamente permitimos esas carreras extra al final y eso fue la diferencia en el juego de hoy".

Su actuación le dio paso a David Hernández - inning en blanco para el México-americano - y luego a Andrew Chaffin y Jimmie Sherfy para concluir el duelo.

La contracara fue la ofensiva, que logró conectarle cuatro jonrones a un Clayton Kershaw que los había maniatado toda la temporada. A.J. Pollock, J.D. Martínez, Ketel Marté y Jeff Mathis sacaron al zurdo del parque, haciéndolo lucir mortal incluso cuando este logró la primera victoria en casa en postemporada de su carrera.

Los D-backs intentarán emparejar la serie el sábado con Ray en la loma. Ellos se medirán al zurdo veterano Rich Hill.