Carlos Correa deja en el pasado el error del Juego 4 en el 2015

Carlos Correa deja en el pasado el error del Juego 4 en el 2015

HOUSTON -- A sus 23 años de edad, Carlos Correa se encuentra aún en la primera etapa de lo que promete ser una carrera larga y fructífera en las Grandes Ligas.

El torpedero de los Astros de Houston ha sido Novato del Año, ha sido convocado al Juego de Estrellas y en el 2017 puso marcas personales en jonrones (24) y OPS (.941), pese a perderse un mes y medio debido a una lesión en el pulgar izquierdo.

Ahora, por segunda vez en sus tres campañas en Grandes Ligas, el joven puertorriqueño participa en la postemporada. Y aunque bateó bien en su primera experiencia en la ronda divisional del 2015 contra los Reales (.350, dos HR en cuatro partidos), muchos recuerdan un error clave que cometió Correa en el octavo inning del Juego 4 en el Minute Maid Park durante una reacción de Kansas City que catapultó al visitante a un triunfo y, al final, una eliminación de los Astros.

El 2017 representa otra oportunidad, con un Correa más maduro y listo para cambiar la historia.

"Creo que he crecido muchísimo", dijo Correa al tocar el tema. "He adquirido mucha experiencia jugando todos los días los últimos dos años y medio".

Mucha gente recuerda aquel error de Correa en el Juego 4 contra los Reales, pero lo que ha quedado en el olvido para demasiados fanáticos es el hecho de que el entonces novato dio dos jonrones en dicho partido para ayudar a Houston a forjar una ventaja de cuatro carreras a partir del octavo episodio.

"Correa ha crecido muy bien", dijo el manager de los Astros, A.J. Hinch. "Está muy motivado para ser un grande, y así son los grandes. Me encanta la forma en que él toma de manera personal los retos de jugar en el campo corto y de estar en el medio del lineup, queriendo ser el bateador más productivo en el equipo".

Correa viene de ser Jugador de la Semana en el último período vigente de la temporada regular, en la que terminó con línea ofensiva de .315/.391/.550, esos 24 jonrones y 84 empujadas en apenas 109 juegos.

Ahora pretende seguir el ritmo, y sin más preguntas sobre lo sucedido en aquel Juego 4 del 2015.

"Sabemos qué esperar ahora", dijo Correa. "Tenemos mucho mejor equipo que en el 2015. Nuestra confianza está en un nivel óptimo y estamos listos para salir a competir".