Rays no colmaron sus expectativas en un 2017 de mejoras

Rays no colmaron sus expectativas en un 2017 de mejoras

ST. PETERSBURG - Los Rays fueron contendientes durante gran parte de la temporada 2017. Desafortunadamente, el final no igualó el optimismo de mitad de temporada creado por la escuadra de este año.

Ellos se encontraron siete juegos por arriba de .500 (51-44) y a dos juegos del primer lugar de la Liga Americana Este el 18 de julio, y tenían razones para creer que podrían llegar a la postemporada si continuaban su ascenso.

Luego ellos perdieron cinco al hilo. Pese a la decisión de la gerencia de hacer algunas movidas para reforzar al equipo, ellos nunca lograron recuperarse. Tampa Bay tuvo algunos buenos momentos, mostraron mejores comparados con 2016, y esas impresiones ofreen optimismo de cara al futuro.

1. Dickerson al Juego de Estrellas

Corey Dickerson tuvo un comienzo candente, y bateaba .347 el 21 de mayo. El toletero impulsó la ofensiva de los Rays en la primera mitad, consiguiendo su primera selección al Juego de Estrellas.

Dickerson lo consiguió mediante un voto emocionante que duró hasta el final, antes que los aficionados lo enviaran al equipo. Él fue a Miami bateando .312 con 17 jonrones y 42 impulsadas.

Él no fue capaz de mantener ese ritmo en la segunda mitad, pero quién sabe donde hubieran estado los Rays si no hubiera aportado su ofensiva al comienzo.

2. Kiermaier regresa

El estelar jardinero Kevin Kiermaier sufrió una fractura en la cadera el 18 de junio. Él no regresó hasta el 18 de agosto, pero cuando lo hizo le recordó a todos lo que los Rays extrañaron en su ausencia.

No solo Kiermaier brilló en el campo, sino que también mostró la mejor ofensiva de su carrera.

El fue espectacular en un juego ante los Medias Rojas el 15 de septiembre. Kiermaier hizo todo lo que pudo para darle la victoria a los Rays, incluyendo una espectacular atrapada en la parte alta de la novena y un jonrón para empatar el juego en la decimocuarta entrada. Los Medias Rojas igual ganaron en un juego que duró seis horas, cinco minutos y 15 innings en Tropicana Field.

3. Colomé imparable

Alex Colome fue el estandarte del bullpen de los Rays en su segundo año como el cerrador del equipo. Él estableció una marca personal en salvamentos, dándole seguridad a los Rays con ventajas sobre el final.

El cutter de Colomé continuó siendo su mejor arma. Esa ofrenda sigue siendo de las más dominantes en Las Mayores.

"Es fantástico", dijo el receptor Jesus Sucre. "Siempre que sale y ataca la zona, los bateadores no tienen muchas chances porque su cutter es tremendo. Es uno de los mejores. Es por eso que tuvo todos esos salvamentos".

4. Llega un torpedero

Los Rays estuvieron ocupados antes de la fecha límite de canjes al adquirir al torpedero Adeiny Hechavarria desde los Marlins en un canje el 26 de junio.

Hechavarría les dio manos seguras, un brazo fuerte y bastante movilidad en la posición. Él también trajo el bate, como cuando pegó un doblete de dos carreras contra Cardenales que los ayudó a ganar por 7-3 en San Luis el 25 de agosto.

Además, Hechavarría estableció una nueva marca en jonrones tras llegar a los Rays con solo uno.

"La defensa es mi especialidad y me enorgullezco de eso, pero he empezado a enfocarme mucho más en mi ofensiva, y gracias a Dios se ha mostrado bien desde que empecé a trabajar", dijo Hechavarría.

5. Longo bateó para el ciclo

Evan Longoria se convirtió en el segundo jugador en la historia de los Rays en batear para el ciclo cuando lo hizo en la victoria por 6-4 en Houston el 1 de agosto, estirando un sencillo a un doblete en su último turno.

Inicialmente Longoria fue cantado out, pero tras revisar la jugada, el fallo fue revertido. Longoria se sumó a Melvin Upton Jr. como el único jugador de los Rays en lograrlo. Upton lo hizo ante Yankees el 2 de octubre de 2009.

"(Los ciclos) obviamente no se dan muy seguido, y definitivamente estaba pensando en eso", dijo Longoria tras el juego. "Me sentí bien en el plato desde el principio esta noche, pero es difícil cuando piensas en eso. Probablemente hubiera tenido más confianza si solo necesitaba un sencillo, pero fue un poco surrealista".