Los Rojos continuaron con su reconstrucción durante 2017

El veterano Votto siguió brillando, mientras que el poder de Gennett fue una sorpresa agradable

Los Rojos continuaron con su reconstrucción durante 2017

CINCINNATI - Los Rojos esperaban pasar de su fase de reconstrucción a una más competitiva durante la temporada 2017, y que el club diera pasos significativos hacia el futuro.

En última instancia, la organización aprendió que todavía tiene un camino por recorrer antes de volver a ser un contendiente en la División Central de la Liga Nacional. El joven cuerpo de lanzadores se mostró prometedor y la alineación hizo su parte, terminando arriba de la mitad entre los equipos de Grandes Ligas en carreras, jonrones, porcentaje en base y bases robadas. Pero esta temporada también puso de relieve la importancia de la profundidad y la experiencia cuando surgió una lesión o un jugador joven no cumplió con las expectativas de rendimiento y el club tuvo problemas para llenar muchos de los huecos durante la temporada.

Dicho eso, todavía hay varias cosas que vale la pena destacar de la campaña del 2017. Estas son cinco de ellas:

1. Votto recuerda que es un bateador de élite

Después de las temporadas de 2015 y 2016, en las que brilló durante la segunda mitad, Joey Votto tuvo su mejor y más consistente año desde que ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional (MVP) en 2010. Y lo hizo a la edad de 33 años, cuando muchos jugadores empiezan a bajar su rendimiento.

Votto no sólo mostró poder, sino que conoce la zona de strike mejor que nadie. Votto fue uno de los pocos bateadores calificados de Grandes Ligas con más pases libres (134) que ponches (83) durante la temporada, y su radio de pasaportes-ponches fue el mejor en las Mayores después de Barry Bonds en el 2004. Naturalmente, lideró a las Grandes Ligas en el porcentaje en base (.454) y llegó a base más de 300 veces por tercera vez en su carrera. Con ello, dio un buen ejemplo a sus compañeros, quienes trataron de emular.

¿Cuánto se respetó la habilidad de batear de Votto esta temporada? El 14 de agosto, en el Wrigley Field, el manager de los Cachorros, Joe Maddon, cambió su defensa poniendo cuatro jardineros. Eso no evitó que Votto conectara un doble a la pradera derecha.

Ver batear a Votto no fue la única razón para seguir a los Rojos esta temporada. La defensa en primera base también estuvo brillante, a la altura de un Guante de Oro, luego de algunos años en decadencia. Y mostró una personalidad diferente este año: se divirtió en el campo con sus compañeros y fue amable con los aficionados. Un par de veces, entregó el jersey que usó durante el juego a jóvenes aficionados.

2. Juego de cuatro jonrones, temporada sorprendente de Gennett

Scooter Gennett le dio a los Rojos su momento más emocionante esta temporada el 6 de junio ante los Cardenales, cuando bateó cuatro jonrones en un juego. Gennett se convirtió en el pelotero No. 17 de Grandes Ligas en lograr esa hazaña, la cual es menos frecuente que ver a un pitcher lanzar un juego perfecto.

Gennett -que fue reclamado por los Rojos el 28 de marzo, cuando Milwaukee lo puso en waivers- fue uno de los seis peloteros de Cincinnati que conectó más de 20 jonrones, la mayor cifra en su carrera, convirtiéndose en uno de los éxitos sorpresivos de 2017. En julio Cincinnati le dio la titularidad en la segunda base a Gennett, mientras José Peraza fue a la banca.

"En el Día de Apertura era un utility y 48 horas antes de eso fue un Cervecero. Ha recorrido un largo camino", dijo el manager de los Rojos, Bryan Price. "Ha superado nuestras expectativas más allá de lo que pude imaginarme".

Gennett, de 27 años, es elegible para arbitraje con dos años de control del club. Mientras los Rojos podrían optar por comprar bajo y venderlo alto, tienen un vínculo en la posición. Es posible que en 2018 Peraza se convierta en el campo corto y Dilson Herrera, que está fuera de opciones, ha estado plagado por lesiones en el hombro durante las dos últimas temporadas. Gennett también se ha convertido en un jugador favorito y una presencia estabilizadora en los vestidores.

3. Cozart llega al Juego de Estrellas por primera vez

 El campocorto Zack Cozart tuvo el mejor año de su carrera en el momento apropiado: una temporada antes de entrar en la agencia libre. A pesar de perder tiempo con una lesión en el cuadrante derecho, el jugador de 32 años estuvo entre los mejores paradores en corto de la liga, en promedio de bateo (.297), jonrones (24), porcentaje de slugging (.548) y OPS (.933). Los aficionados tomaron nota y eligieron a Cozart como titular para su primer Juego de Estrellas, que se disputó en Miami. Para cumplir su promesa hecha a principios de año, Votto compró a Cozart una mascota: un burro, su animal favorito.

Cozart consideró que su éxito se debió a un nuevo enfoque y ver más lanzamientos.

"Pienso que la mayor diferencia para mí este año ha sido no perseguir hits", dijo Cozart. "Subo tratando de poner un buen swing ante un buen lanzamiento, y si no logro un incogible, pues no tengo un hit".

4. El fantástico guante de Hamilton

 La habilidad del jardinero central Billy Hamilton para hacer atrapadas espectaculares es siempre seductora, y tuvo varias jugadas memorables en 2017. Una en particular llegó el 8 de agosto ante los Padres cuando Hamilton corrió a lo profundo y le robó a Carlos Asuaje de un hit de extra base.

Durante un ajuste en vuelo, Hamilton hizo una gran atrapada mientras se estrellaba contra la pared. No pudo evitar reírse de lo que hizo mientras quedó tirado de espaldas en la pista.

Las lesiones de septiembre en cada una de las últimas cuatro temporadas posiblemente le costaron a Hamilton no sólo los títulos de bases robadas, sino también mayor consideración por parte de los managers y coaches para el Guante de Oro en la Liga Nacional. Espera ser reconocido este año.

"El año pasado recibí una llamada informándome que no gané. Estaba un poco sorprendido", dijo Hamilton. "Definitivamente quiero que eso suceda".

5. Finalmente, ¿algunos lanzadores prometedores?

La rotación de los Rojos pasó la mayor parte de la temporada con la peor efectividad en Grandes Ligas, pero a finales de la segunda mitad tuvo signos de esperanza por parte de su colección de novatos.

Antes de poner fin a su temporada debido al límite de innings, Luis Castillo, de 24 años, registró efectividad de 3.12 en 15 aperturas de Grandes Ligas. Eso llegó tras ser promocionado a mediados de temporada desde Double-A Pensacola. Robert Stephenson tuvo problemas en los entrenamientos de primavera, luego como relevista largo a principios de la temporada e incluso en Triple-A Louisville. Pero durante su tiempo en las Mayores tuvo algunas salidas estelares. Los Rojos volvieron a llamar a Sal Romano de Triple-A en julio, y estuvo fuerte durante el último mes. Romano entregó ocho entradas en blanco en su mejor salida el 16 de septiembre ante los Piratas.

Veteranos como Anthony DeSclafani, Homer Bailey y Brandon Finnegan tratarán de regresar saludables en 2018. Si los novatos pueden arrastrar el éxito logrado en la segunda mitad, y otros lanzadores jóvenes como Amir Garrett y Rookie Davis pueden descifrar algunas cosas durante la temporada baja, habrá esperanzas legítimas para el cuerpo de lanzadores de los Rojos durante la próxima temporada.

"Hay una rotación de cinco abridores que definitivamente será capaz de lanzar mejor que esta temporada", dijo el receptor Tucker Barnhart.