Mancini y Bundy destacaron en la temporada de los Orioles en 2017

El mejor año en la carrera de Schoop y la despedida de Hardy también constan entre los mejores momentos

Mancini y Bundy destacaron en la temporada de los Orioles en 2017

BALTIMORE - Es fácil calificar de decepcionante la temporada del 2017 de los Orioles, que quedaron eliminados de la postemporada a mediados de septiembre después que optaron ser compradores en la fecha límite de canjes y armaron un agosto sólido.

Pero todavía hay algunos hechos positivos que no deben pasar desapercibidos. Así que antes de contar los días para el inicio de los entrenamientos de primavera del 2018, vamos a analizar algunos aspectos positivos. He aquí cinco cosas que vale la pena destacar en esta temporada.

La campaña de novato de Mancini

Trey Mancini fue una gran historia durante el campo de entrenamiento primaveral, pero nadie estaba muy seguro de lo que pasaría después de que forzó su camino para estar en el roster para el Día Inaugural de la temporada. Mancini impresionó a todos en el jardín -una nueva posición para él- y se convirtió en el bateador más consistente del equipo.

Corrió duro para atrapar pelotas, jugó mejor defensa de lo esperado y se movió en la alineación mientras se abría paso hacia un rol regular. Mancini siempre fue capaz de lograr lo que el equipo necesitaba. Con 159 incogibles esta temporada, Mancini superó a Cal Ripken Jr. en el segundo lugar de novatos de la lista de todos los tiempos de los Orioles.

El año en la carrera de Schoop

El Juego de Estrellas finalmente llegó para Jonathan Schoop en 2017, cuando se convirtió en uno de los mejores bateadores de la Liga. Al hablar con cualquier lanzador contrario sobre los Orioles, surgía el nombre de Schoop, un pelotero que finalmente había desarrollado suficiente disciplina en el plato para convertirse en una amenaza real. Schoop terminó la temporada con cifras máximas de carrera en cada categoría ofensiva mayor, destacando su increíble número de pases libres, el catalizador de una gran temporada. Pero lo más impresionante fue su consistencia.

La ofensiva se calienta en agosto

Una alineación fuerte desde el tope hacia abajo cobró vida en agosto para poner a los Orioles en el grupo de equipos que peleaban por un comodín de la Liga Americana. Liderado por Manny Machado, el Jugador del Mes del 'Joven Circuito' tras conectar tres cuadrangulares con las bases llenas, los Orioles tuvieron un gran mes. Tim Beckham también estuvo muy caliente durante todo el mes, compilando 50 hits, la segunda cifra más alta en cualquier mes de la historia del club. Mientras el pitcheo seguía siendo un problema, los bates de los Orioles suplieron por ellos, ayudando a hilbanar una racha de siete triunfos, la más larga de la temporada.

Bundy se convierte en un as

¿Se cansó Dylan Bundy? Por supuesto. Pero no olvidemos la racha de calidad con la que abrió la temporada o el hecho de que el diestro a menudo fue el único abridor confiable de Baltimore. En su primera temporada completa en la rotación, Bundy estuvo impresionante, en el montículo y en su actitud. Fue alabado por los scouts, como si se tratara de un veterano de 10 años y sin problemas de salud. El pitcher de 24 años lanzó el primer juego completo de su carrera y emergió como un lanzador genuino en el tope de la rotación, con un futuro brillante para Baltimore.

El adiós de Hardy

Ciertamente éste no fue el final que J.J. Hardy imaginó. Si hubiera evitado la lista de lesionados, su opción habría sido tomada por el equipo y no habría tenido que decir adiós. Pero eso no ocurrió, y las múltiples ovaciones en Camden Yards mostraron lo mucho que el veterano campocorto era querido en Baltimore. Hardy sufrió una lesión en la muñeca que lo hizo perder más de dos meses. Su jonrón durante su último juego en casa atrajo sonoros aplausos, en uno de los momentos más memorables de la temporada.