Tras no rendirse, los Mellizos visitan el Bronx

Tras no rendirse, los Mellizos visitan el Bronx

NUEVA YORK -- A fines de julio y luego de ganar sólo dos de ocho partidos fuera de casa, los Mellizos de Minnesota dieron la impresión de que tiraban la toalla.

Su gerente general Derek Falvey decidió traspasar al abridor mexicano Jaime García a los Yanquis, menos de una semana después de que Minnesota había adquirido al zurdo en un canje con Atlanta. También canjearon al cerrador Brandon Kintzler a Washington.

Pero los jugadores de los Mellizos no bajaron los brazos tras las transacciones de Falvey.

"Nos sentíamos mal, porque ellos eran piezas importantes del equipo", dijo el infielder venezolano Eduardo Escobar. "Pero uno no tiene control de lo que hacen en la oficina. Sucedió. Hicimos una reunión entre nosotros porque creíamos que no todo estaba perdido. Y eso nos dio nos dio fuerza a todos. Todo cambió".

Minnesota respondió, con una marca de 18-7 entre el 6 de agosto y el final de ese mes. Aunque fueron rebasados por los Indios de Cleveland en la puja de la División Central, los Mellizos pudieron sostenerse para conseguir el segundo comodín de la Liga Americana, clasificándose a los playoffs por primera vez en siete años. También hicieron historia al convertirse en el primer club que avanza a la postemporada un año después de perder 100 o más juegos.

Tuvieron que sortear el inconveniente de perder a Miguel Sanó, su bateador más temible, en la lista de lesionados desde el 20 de agosto por una dolencia en la espinilla izquierda.

Escobar acabó reemplazándole en la tercera base, y el venezolano respondió con un OPS de .902 en septiembre, incluyendo nueve jonrones y 25 carreras impulsadas.

El martes, los Mellizos visitan Nueva York para enfrentar a los Yanquis en el juego de comodines de la Liga Americana. Sí el mismo equipo con el que cerraron el cambio por García.

Otras claves del juego en el Yankee Stadium:

¿JUEGA SANÓ?

El manager de los Mellizos Paul Molitor no tenía del todo claro si el dominicano Sanó podrá jugar el martes. Se recupera de la reacción de estrés y realizó la práctica de bateo en el interior del estadio.

Sanó se perdió 38 juegos antes de reaparecer el viernes y debió ser reemplazado por un bateador emergente tras una leve molestia en la pierna.

Molitor indicó que Sanó podría aportar saliendo de la banca.

LUIS SEVERINO

Los Yanquis tendrán en la lomita a un pitcher de 23 años. El dominicano Severino viene de una sensacional campaña, con marca de 14-6 y 2.98 de efectividad, empleando una recta que promedió las 97.6 mph, la más rápida de los abridores por casi 2 mph. La complementó con un venenoso slider y un cambio más efectivo.

Molitor, miembro del Salón de la Fama tras una carrera en la que superó los 3.000 hits, les recomendará a sus jugadores que traten de ser agresivos para enfrentar el arsenal de Severino.

"No creo que puedas tratar de batear a sus tres pitcheos", dijo Molitor. "Alguien que se le compara en su mejor momento fue Pedro (Martínez). Yo no podía con sus tres pitcheos. Tenían que darle algo".

Minnesota enfrentó a Severino hace dos semanas, y logró mandar a las duchas al derecho tras anotarle tres carreras en tres innings. Severino debió exigirse con 46 pitcheos en el tercer inning, incluyendo un turno de 13 ante Joe Mauer que acabó con un sencillo remolcador. Fue el turno más prolongado en la historia del Jugador Más Valioso de la temporada de 2009.

LOS FUNDAMENTOS

¿Cómo hizo Minnesota para repuntar del 59-103 en 2016 a los playoffs este año? La clave principal fue prestar más atención a los fundamentos.

En la pretemporada, los Mellizos les insistieron a sus jugadores en la defensa y el buen corrido de bases.

Y respondieron. Quedaron décimos en las mayores con una cuenta de 17 carreras evitadas tras acabar en el 28vo puesto con un saldo negativo de 49 en 2016.

También comandaron las mayores con 28 hits gracias a toques, según Baseball Info Solutions, y fueron el mejor equipo en las bases este año, de acuerdo con una medición de Fangraphs.

Byron Buxton fue clave en todo. EL jardinero central encabezó al equipo con 11 hits tras toques y fue el mejor hombre en las bases, según Fangraphs.

RELEVO

Los Yanquis disponen de un trío de estelares en su bullpen, con Aroldis Chapman, Dellin Betances y David Robertson, más dos de los mejores relevistas intermedios como es el caso de Chad Green y Tommy Kahnle.

En un juego de vida o muerte, se espera que el manager Joe Girardi recurrirá a esos brazos más temprano de lo habitual.

También indicó que no dudará en llamar al dominicano Betances, quien ha tenido problemas de control este año.

"Me siento a gusto con Dellin", dijo Girardi.

En el otro bando, Molitor podría apelar al abridor José Berríos desde el bullpen. El derecho puertorriqueño hizo su primera aparición en las mayores como relevistas el viernes, apuntándose la victoria con una labor de 1 1/3 innings en blanco ante Detroit.

Tras el canje de Kintzler, el cerrador ha sido Matt Belisle, con 14 años de experiencia. Ha convertido nueve de 11 oportunidades de rescate.

RECEPTOR

Gary Sánchez, el receptor dominicano de los Yanquis, compartió el liderato de pásbols en las mayores con el cubano Yasmani Grandal de los Doddgers. Nueva York acumuló 53 lanzamientos descontrolados con Sánchez detrás del plato, segunda máxima cantidad por detrás de Jonathan Lucroy (58 con Texas y Colorado).

"A veces nos enfocamos en una bola que (Sánchez) deja pasar y no en las otras 10 que bloquea", dijo Girardi.