Después de tanto luchar en el 2017, los Cachorros vuelven a los playoffs

Después de tanto luchar en el 2017, los Cachorros vuelven a los playoffs

SAN LUIS -- Entre celebraciones con champán y cerveza en el clubhouse de los Cachorros, el canto era "¡Once más, 11 más!"

Es decir, faltan 11 victorias en postemporada para repetir como campeones de Grandes Ligas. Y el festejo, por supuesto, fue por el título de la División Central de la Liga Nacional conquistado por los Cachorros el miércoles, gracias a su victoria por 5-1 sobre los Cardenales en el Busch Stadium. 

Para Chicago, es su tercera clasificación seguida y su segundo banderín divisional en forma consecutiva. 

"Hay que celebrar los logros", dijo el manager de los Cachorros, Joe Maddon. "Nunca sabes cuándo te va a llegar la oportunidad de hacerlo de nuevo. El momento en que empiezas a cansarte de eso es el momento para dejar de hacer esto. Es algo que debe celebrarse". 

Hace unos meses, nadie sabía si llegaría esta clase de celebraciones para los campeones defensores, que estuvieron batallando con lesiones y un rendimiento por debajo en la primera mitad de la temporada. Sin embargo, desde el Juego de Estrellas, los Cachorros llevan el mejor récord de la Liga Nacional, 46-24. De esa manera, el equipo de Chicago pudo sellar su pase a los playoffs nuevamente. 

Ahora les espera una Serie Divisional de la Liga Nacional desde el 6 de octubre, frente a los Nacionales de Washington. 

"Empezamos la segunda mitad con buen pie y decidimos ganar la división", dijo el receptor de los Cachorros, el venezolano Willson Contreras. "Ya estamos aquí, estamos contentos por este nuevo paso que hemos dado y ya con ganas de que empiecen los playoffs".

Con este título divisional, Chicago se ha convertido en el primer campeón defensor en clasificar para la postemporada al año siguiente desde que lo lograron los mismos Cardenales en el 2012. Después de tantas celebraciones en el 2016 tras el primer título de Serie Mundial de los Cachorros en 108 años, definitivamente se vio algo de "resaca" en la primera mitad de la campaña. Pero al fin y al cabo, prevaleció el talento del equipo del norte de Chicago.

"Es cansón", comentó Maddon acerca de una temporada muerta tras una participación en la Serie Mundial. "Pones tanto de ti para poder lograr eso que el resultado es que te quita algo. La temporada muerta es más corta y hay más exigencias en los entrenamientos y al principio de la campaña.

"Viniendo de un año largo y emocional, es difícil recobrar esa energía". 

Ahora bien, parece que los Cachorros han recuperado ese ímpetu, ganando tres de cuatro en Milwaukee el fin de semana pasado y dos de los primeros tres en San Luis durante la semana, para así confirmar su hegemonía en la División Central.

"No puedes pedir un mejor momento para jugar tu mejor béisbol del año", enfatizó Maddon. "Afortunadamente, estamos en una división que nos permitió hacer eso, ya que nadie se despegó del resto. Nuestro enfoque y nuestra concentración están en su punto más alto de todo el año. He visto grupos con eso y he visto grupos sin eso. Este grupo lo tiene". 

Para la gran mayoría de roster de los Cachorros, la postemporada no es nada nuevo. Pero sí lo es para el colombiano José Quintana, quien lleva siete victorias por los campeones desde que fue adquirido de los Medias Blancas a mediados de julio.

"No tengo palabras para describir este momento", dijo el zurdo. "Estoy muy agradecido con lo que Dios me ha dado y con ganas de seguir cumpliendo mi sueño. Estamos aquí para grandes cosas y a buscar nuestro título. Siento que estoy todavía en un sueño, muy contento con tener esta oportunidad.

"Esto apenas comienza. Estamos preparados para esto". 

"Esto" significa el intento por ganar 11 partidos más desde ese 6 de octubre. 

"Vamos a seguir batallando", dijo Contreras. "Pase lo que pase, vamos a seguir siendo los Cubs de siempre. Lo hicimos el año pasado y ahora lo vamos a repetir".