El dúo Almora Jr.-Jay ha dado la talla en el jardín central de Cachorros

El dúo Almora Jr.-Jay ha dado la talla en el jardín central de Cachorros

SAN LUIS - Esta semana, los Cachorros están viendo en el dugout contrario al jardinero central que los ayudó a coronarse campeones de la Serie Mundial en el 2016, Dexter Fowler.

Durante el invierno, Fowler firmó con los Cardenales por cinco años y US$82.5 millones, dejando un hueco en el bosque central del equipo de Chicago. La ida de Fowler le dio paso no sólo al joven Albert Almora Jr., sino también a Jon Jay y, más adelante, Ian Happ.

En estos momentos, Almora Jr. y Jay se han encargado mayormente del jardín central, forjando un dúo de jardineros del sur de la Florida y de padres cubanos.

"Me siento bien. Gracias a Dios, el cuerpo está saludable. Estamos jugando bien y estamos muy contentos", dijo Almora, quien brillara en la escuela secundaria en Hialeah Gardens y fuera la primera selección del draft del 2012 de los Cachorros-y la primera en la era del ejecutivo Theo Epstein con el equipo. "Para mí, la rutina ha sido una clave bien importante. Jugamos para ganar. Estamos enfocados, con una sonrisa en la cara y ready para el juego".

Almora cumple en Cubs

De su parte, Jay se ha encargado poco a poco de ganarse un mayor espacio en las praderas de los Cachorros, en el bosque central cuando el lanzador contrario es derecho y en el izquierdo cuando es zurdo.

"Me han dado más oportunidades y estoy tratando de hacer lo que puedo para el equipo", dijo Jay, ex estelar de la Universidad de Miami. "Tenemos que seguir trabajando duro".

Mientras tanto, Happ se ha dividido entre el jardín izquierdo, el central y la segunda base desde que hizo su debut a mediados de mayo.

"Ian lo hizo más complicado al llegar (a ser subido) tan temprano (en la temporada)", dijo el manager de los Cachorros, Joe Maddon. "No se suponía que estuviera aquí ahora o en la campaña, pero tuve que integrarlo a él también y tiene (22) jonrones".

Jay se destaca en Cubs

Con Almora Jr. y Jay, se ha forjado una buena relación entre miamenses-cubanos. Jay, el veterano de ocho años en Grandes Ligas y campeón con los Cardenales en el 2011, ha servido de mentor para Almora Jr., a quien califica como su "hermanito".

"Ha sido un placer, obvio", dijo Almora Jr. sobre el tiempo que ha pasado con Jay este año en Chicago. "Estoy aprendiendo mucho de él. Hablamos mucho del juego, de las situaciones que están pasando".

Los números hablan bien de la dupla, más Happ y de vez en cuando Jason Heyward al principio de la temporada. Los jardineros centrales de los Cachorros han bateado .272/,333/.431. No son actuaciones espectaculares, pero en un equipo de Chicago con tanta artillería, ha sido suficiente en cuanto a la combinación de ofensiva y defensa se refiere.

"Por lo general, han hecho el trabajo y se han apoyado uno al otro", dijo Maddon. "Creo que nos ha ido bastante bien ofensivamente y defensivamente en el jardín central. Los que han jugado allí han hecho un fabuloso trabajo".

Almora Jr. y Happ representan una buena parte del futuro de los Cachorros y, en sus primeras temporadas completas en Grandes Ligas, batean 295./.335/.431 y .293/.327/.506, respectivamente.

En el caso de Jay, el veterano de 32 años tiene contrato de un solo año y desde julio se ha convertido en pieza clave de los campeones. En el 2017, lleva 293/.375/.374 con el madero. Y como ha sido el caso durante muchos momentos de su carrera, el bateador zurdo ha rendido contra lanzadores siniestros, con .318/.410/.341 en ese sentido. Esa destreza ante los zurdos, en gran parte, ha mantenido a Jay en la alineación casi a diario.

"Creo que eso habla de la ética de trabajo de Jon Jay", expresó Maddon. "Lo vemos todos los días y es la clase de persona a la que le encanta todo esto. Él sabe que hay otros que pueden jugar su posición y dice, 'Nadie me va a quitar mi puesto'.

"Esa es su mentalidad ahora mismo. Le doy todo el crédito del mundo".