José "Cafecito" Martínez decidido a seguir estableciéndose en San Luis

José

SAN LUIS -- A los Cardenales se les hará cuesta arriba en estos últimos días de la temporada, cuando aún tratan de rebasar a los Cerveceros y alcanzar a los Rockies en la lucha por el segundo Comodín de la Liga Nacional. 

El venezolano José "Cafecito" Martínez, quien se había establecido como primera base de la poco ortodoxa edición de San Luis en el 2017, ha tenido que observar desde fuera las tres derrotas al hilo sufridas por sus compañeros, debido a un esguince en el pulgar izquierdo. 

La molestia en el pulgar es de peso, por supuesto. Pero también lo es el dolor de no poder hacer nada en este momento tan crucial de la campaña.

"Bastante", dijo Martínez al respecto. "Mi mente está en tratar de ayudar al equipo y es bastante difícil no poder colaborar". 

Cafecito anhela volver

Pese a la situación del pulgar y el tambaleo de los Cardenales a nivel colectivo, el 2017 ha sido un año bastante positivo para Martínez, quien a sus 28 años de edad recibió por fin la oportunidad de jugar de manera regular a nivel de Grandes Ligas. Ahora con 29, el oriundo de La Guaira puede ver la presente temporada con buenos ojos, tras más de 10 años en liga menor y mucho esfuerzo en el diamante, tanto en Venezuela como los Estados Unidos.

"Siempre agradecido con Dios, a pesar de que hay altos y bajos que han pasado", dijo Martínez, hijo del fenecido ex ligamayorista Carlos "Café" Martínez. "Esta temporada ha sido de agarrar experiencia y no hay que dejar de trabajar nunca".  

En un equipo de San Luis que estuvo plagado de lesiones y bajo rendimiento de parte de algunos de sus jugadores establecidos, Martínez se ha hecho sentir en el nido, primero en los jardines y más adelante como inicialista. En 100 juegos, batea .309/.376/.516 (OPS de .892) con 13 jonrones y 42 empujadas. En sus 21 encuentros antes de lesionarse el viernes en Pittsburgh, se había embasado en 18. 

Después de 887 juegos a nivel de liga menor previo a esta campaña, Martínez supo aprovechar la oportunidad del 2017.

"De verdad, va a marcar mi carrera por completo este año en Grandes Ligas", comentó. "Ha sido bastante especial y bueno, a seguir trabajando, a seguir aprendiendo. El año que viene, si me dan la oportunidad nuevamente, a tratar de hacer el mismo trabajo, pero mejor, para mantenerme aquí arriba". 

Con seis pies y seis pulgadas de estatura, Martínez tiene el tamaño para defender la primera almohadilla. Sin embargo, antes del 2017, había jugado principalmente como jardinero a nivel profesional. Este año, con el fin de tener su bate en el lineup, el manager Mike Matheny puso al venezolano en la inicial en 29 ocasiones.  

Con eso en mente, más lo habitual de mantenerse en forma durante el invierno, Martínez expresó que le gustaría participar en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional en el 2017-18 con los Tiburones de la Guaira, aunque asegura que eso no necesariamente dependerá de él.

"Quisiera jugar un poco allá", afirmó. "Quisiera jugar un poco más en primera, trabajar en la defensa y un poco más en la parte física. La decisión va a quedar (en manos de) la organización. Si no, a trabajar y mantenerme ready para el año que viene".