Integrantes boricuas de Cubs se encuentran entre el juego y las preocupaciones

Integrantes boricuas de Cubs se encuentran entre el juego y las preocupaciones

SAN LUIS -- Los Cachorros ya tienen un ojo puesto en la postemporada, ya que es casi un hecho que van a ser campeones de la División Central de la Liga Nacional y enfrentarse a los Nacionales de Washington en la primera ronda de los playoffs.

Sin embargo, los integrantes puertorriqueños de los campeones, Javier Báez, René Rivera y Víctor Caratini, tienen sus mentes de manera inevitable en la Isla del Encanto, devastada en los últimos días por el Huracán María y, en menor grado, el Huracán Irma.

Javy con P.R. presente

"Estamos en una situación difícil, obviamente", dijo el infielder Báez, quien logró hacer contacto con su familia el viernes pero sigue con una comunicación limitada con sus seres queridos en Puerto Rico. "Hay que (tomarlo) suave, pero es difícil cuando uno quiere hacer todo lo posible por la familia de uno. Es un poquito desesperante, pero hay que lidiar con la situación". 
 
De su parte, Rivera creó una página de Go Fund Me a favor de los damnificados de la isla. 

"Con María, queríamos hacer algo más grande", dijo Rivera, oriundo de Bayamón al igual que Báez. "La gente ve muchas fotos, muchos videos, pero es 10 veces peor que eso. Entonces, tratamos de hacer un esfuerzo por recaudar lo más que podamos para poner nuestro granito de arena y poder ayudar a reconstruir la isla.

Rivera a favor de P.R.

"Un dólar, cinco dólares, 20 dólares, lo que tú sientas, lo que tú puedas. En todos lados, la situación no es fácil, pero lo que ellos puedan, nosotros le agradecemos un montón". 

"Cualquier cosa", agregó Báez acerca de la ayuda que la gente puede aportar. "En la redes, escribir algo, algún like, un retweet, lo que sea. Una botella de agua, una botella de refresco. En realidad, va a ayudar muchísimo". 

El manager de los Cachorros, Joe Maddon, conoce bien Puerto Rico e incluso tuvo como su primer compañero de cuarto en liga menor al luminario de la pelota boricua, el ex ligamayorista Dickie Thon. Maddon está consciente del conflicto de tener como preocupación el bienestar de la familia y a la vez cargar con la responsabilidad de tratar de rendir en el terreno en un momento tan determinante como éste en la temporada de Grandes Ligas. 

"No es fácil. Todos sentimos solidaridad con ellos, porque esos muchachos son gran parte de lo que somos nosotros", expreso Maddon. "Es una situación bien difícil. Haremos cualquier cosa posible por ayudarlos a nivel emocional y, en algún momento, económico". 

ENTRE PREOCUPACIONES Y EL DESEO DE RENDIR
Entre Báez, Rivera y Caratini, el primero es quien tiene más protagonismo a diario con los Cachorros en el terreno de juego. El jugador del cuadro reconoce el reto que representa para él salir cada día a ayudar a Chicago en su esfuerzo por repetir como campeones de la Serie Mundial. 

El viernes, Báez dio sencillo para empatar un partido crucial en Milwaukee con dos outs en el noveno episodio, lo que abrió el camino hacia la victoria para su equipo. Y el lunes, el joven de 24 años conectó un jonrón de tres carreras en San Luis para ayudar a Chicago a acercarse al título divisional. 

"Es súper difícil, pero yo sé que mi familia está bien", dijo. "Sé que vamos a salir de la situación en que estamos y que todo va a volver a la normalidad pronto". 

Para Maddon, una dosis de "normalidad" puede ser el tiempo en el diamante de béisbol, para darle un respiro. 

"Creo que el juego en sí ayuda, por ese período de tres horas en que podrían quitarle eso a la mente", dijo el piloto. "Pero antes y después (del partido), eso tiene que ser lo único que tienen en la mente.

"Javy lo ha manejado bien. Todos lo han hecho. No podemos imaginarnos eso. Nada de comunicación, sin luz posiblemente durante unos cuatro meses y hasta los elementos básicos que nosotros damos por hecho cada día".