Iván Rodríguez: "Yo sé que Puerto Rico se levantará"

Iván Rodríguez:

GRAND PRAIRIE, Texas -- A pocos meses de haber sido exaltado al Salón de la Fama, y en medio de un año en el que tantas veces ha estado frente a las cámaras para expresar su felicidad y agradecimiento por todo el apoyo recibido, Iván Rodríguez tomó esta vez un micrófono para solicitar ayuda para su natal Puerto Rico y el resto de las islas del Caribe tras la devastación que dejaron a su paso los huracanes Irma y María.

"Yo estoy aquí para decirles simplemente: Por favor, has lo mejor que puedas para ayudar y donar", dijo el astro puertorriqueño durante una pequeña conferencia de prensa realizada el sábado por la tarde en un distribuidor de automóviles, del cual es imagen, en un suburbio de Dallas. "Cualquier cosa, por pequeña que sea, será bienvenida. Y la gente en Puerto Rico, en las Islas Vírgenes y en el Caribe lo va a apreciar mucho".

Visiblemente afectado y con la voz a punto de cortársele en algunos momentos, Rodríguez habló de la fortuna de saber que su familia directa estaba bien, entre ellos sus padres.

"Ellos están todos están bien, pero Puerto Rico no", dijo el ex receptor. "Mi mamá me ha estado mandando videos todos los días y me ha hecho llorar. Me dijo que aquella noche pensó que se estaba acabando el mundo. Es duro. No hay nada en Puerto Rico que esté donde estaba. Todo se lo llevó. Toda la isla se perdió".

"Pero tenemos que pensar en positivo, no podemos agachar la cabeza, sino tenemos que ser fuertes", continuó. "Las cosas pasan por una razón y la razón, quizás, es que todos nos juntemos y ayudemos a recuperar al Puerto Rico que conocimos".

Como parte de ese esfuerzo, desde el pasado jueves y hasta el próximo 29 de septiembre estará recibiendo donativos en Irving, Texas y trabajando en conjunto con la fundación Unidos Por Puerto Rico y Operation Airdrop, una iniciativa de pilotos civiles que desde el lunes les ayudará a empezar a llevar suministros a la isla. La meta es colocar 3 millones de libras en la primera semana.

Rodríguez también llegó a un acuerdo para que los Rangers de Texas donen a Unidos Por Puerto Rico la mitad de lo que recauden durante el juego de este lunes ante los Astros en la Rifa 50/50, un programa benéfico que lleva a cabo el equipo durante cada juego en Globe Life Park.

"Todo, en Puerto Rico se necesita todo", dijo Rodríguez. "Todo es más que bien recibido. Comida, agua, generadores, carpas, camas. Son importantes los generadores, porque no vamos a tener electricidad en los próximos seis meses. Es una situación muy dura".

A pesar de la situación, el 13 veces ganador del Guante de Oro y Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1999 dijo sentirse orgulloso de la reacción de sus compatriotas ante la tragedia.

"¿Por qué no lo vamos a hacer, si nosotros somos de ahí? Nosotros somos puertorriqueños, boricuas, y eso no nos lo quita nadie", dijo. "Yo sé que estamos acá, yo sé que no estamos allá. Pero de corazón estamos con ellos en Puerto Rico y lo que podamos hacer desde aquí lo seguiremos haciendo".

Rodríguez también dijo que tenía pensando visitar la isla próximamente.

"Espero hacerlo, pero mientras tanto, voy a estar aquí, porque pienso que puedo hacer mucho aquí haciendo lo que estoy haciendo, sumando tanto dinero como pueda, para seguir comprando las cosas que necesitamos", aclaró.

"A mí no me preocupa nada, yo sé que Puerto Rico se va a levantar. Eso sí lo puedo asegurar", terminó optimista. "Nosotros tenemos un nombre bonito, la Isla del Encanto y ese nombre no nos lo va a quitar nadie".