Jugadores de Puerto Rico ponen de su parte para tratar de ayudar

Jugadores de Puerto Rico ponen de su parte para tratar de ayudar

El Huracán María es la peor tormenta que ha golpeado Puerto Rico desde 1928, cuando el Huracán San Felipe Segundo devastó a la isla. Pero la ferocidad de María ha despertado un llamado a la acción entre algunos de los más importantes peloteros boricuas.

Jugadores como el receptor de los Cardenales Yadier Molina, el también careta de los Cachorros René Rivera y el ex cátcher de los Yankees Jorge Posada comenzaron a recaudar fondos para labores humanitarias y de rescate horas después de que el huracán tocó tierra. El Salón de la Fama Iván Rodríguez y el jardinero de los Astros Carlos Beltrán también están analizando maneras de ayudar a la reconstrucción de Puerto Rico a través de sus fundaciones.

"En resumen, quiero ayudar", dijo Molina. "Todo el mundo ha sido afectado. No hay luz, no hay comida, no hay agua. Es una situación muy fuerte. Les pegó muy duro y necesitan ayuda".

Molina y su esposa, Wanda, crearon una página de GoFundMe el jueves con la meta de recaudar US$1 millón.

El programa de Posada y su esposa Laura, llamado Puerto Rico Hurricane Relief Fund, se creó el miércoles.

"No podía ver más la televisión y las imágenes que salían de la isla", dijo Laura. "Nos criamos allá. Nuestro primer hijo nació allá. Nuestros padres siguen allá. Mi primera reacción fue crear un fondo de ayuda".

- Enrique Hernández (@kikehndez) September 20, 2017

La familia Rivera también creó una página de GoFundMe llamada Ayudando a Puerto Rico. El jueves, el receptor pudo hablar brevemente con su madre.

"Están bien, están en la casa", dijo Rivera. "Pude hablar un poquito, porque las comunicaciones van y vienen. Pero están bien".

El cerrador de los Marineros Edwin Díaz y el también relevista Emilio Pagán, quien nació en Carolina del Sur pero tiene familia en Puerto Rico, también tienen previsto recoger donativos y mandar suministros a la isla.

"Todos están bien, pero todavía no he podido hablar con mi papá y mi mamá", dijo Díaz. "Mis primos dicen que mi casa todavía está bien. La casa de mi abuela sí sufrió daños, pero nada del otro mundo. He tratado de mandarles mensajes, pero nadie responde, así no es fácil".

Pero otros, como el ex pelotero y ahora intérprete de los Astros, Alex Cintrón, no habían sido capaces de comunicarse con nadie hasta el jueves.

"No he podido hablar con mi mamá, mi papá, con nadie de mi familia", dijo Cintrón. "Han pasado dos días y no he escuchado nada. Es un poco preocupante.

"Uno se pregunta si alguien podría usar su teléfono y empezar a mandar mensajes de textos, correos. Uno trata de entrar a Facebook, Twitter, para ver si hay alguien transmitiendo".