Roberto Pérez ha vuelto a ser protagonista en los exitosos Indios

Roberto Pérez ha vuelto a ser protagonista en los exitosos Indios

CLEVELAND -- Hay un elemento crítico en el éxito dentro de un diamante de béisbol que suele pasar desapercibido. Cuando un equipo está jugando bien, saltan por todos lados estadísticas destacando las maravillas del cuerpo monticular y la ofensiva. Ese fue el caso durante la histórica racha ganadora protagonizada por los Indios. 

Ese elemento que suele estar lejos de los reflectores es el trabajo de los cátchers. Pero dentro del clubhouse de los Indios, los lanzadores no subestiman el impacto que han dejado el puertorriqueño Roberto Pérez y el brasileño Yan Gomes en los campeones de la División Central de la Liga Americana. Eso volvió a quedar demostrado la noche del martes después de que Pérez cumplió un rol clave, detrás del plato y también en la caja de bateo, en la victoria por 6-3 sobre los Angelinos en el Angel Stadium.

"Tenemos mucha suerte", dijo el estelar relevista de los Indios, Andrew Miller. "Ellos dos son una parte muy grande de lo que hemos logrado como equipo y probablemente no se nota mucho".

En la victoria de los Indios el martes, Pérez pegó un jonrón y ayudó al abridor Mike Clevinger a navegar otra exitosa apertura. Los Indios, quienes antes de la acción del jueves han ganado 26 en cuentros en un lapso de 27 juegos, tienen posiblemente el mejor cuerpo de lanzadores de Grandes Ligas y es raro que pase un juego en el que esos pitchers no elogien lo que hacen Gomes y Pérez.

Gomes ha sido el receptor número 1 desde el Día Inaugural, pero los innings que ha jugado Pérez no son los de un segundo receptor típico. En Cleveland, la realidad es que los manejan como receptor 1A y receptor 1B, si bien últimamente Pérez ha venido recibiendo más oportunidades. 

Desde el 24 de agosto, cuando comenzó la racha de triunfos, Gomes y Pérez habían recibido la misma cantidad de episodios: 116 cada uno. En septiembre, Pérez ha aparecido en 98 actos, por 80 de Gomes. 

"Se ha ganado los turnos", dijo el manager Terry Francona sobre el boricua. "Es algo que he estado pensando mucho, cuánto tiempo de juego darle a él y cuánto a Gomes. Vamos a ver cómo se dan las cosas en los próximos días. Pero sí, pienso que Roberto se lo ha ganado".

Esta temporada, Pérez no tiene una línea ofensiva muy impresionante a primera vista: .220/.302/.385. Sin embargo, las cosas han dado un giro positivo en las últimas semanas. El 17 de agosto, el promedio del receptor era de .175 y Pérez reconoce que tenía la costumbre de levantar la mirada y ver el número en la pantalla gigante de los estadios. Pese a que se fue de 4-0 el miércoles, en 18 juegos desde dicha fecha, bateaba .358 con seis jonrones, cuatro dobles, 19 carreras empujadas y 1.188 de OPS.

Pérez ha hecho algunos cambios físicos y mentales.

"Es un pequeño ajuste que hice", dijo Pérez. "Me estoy parando un poco más derecho en la caja. Y además, dejé de ver la pantalla. Pienso que es duro cuando estás bateando .170 y miras la pizarra. Eso te pone presión. Empiezas a tratar de subir tu promedio con un swing, así que ahora mismo no estoy tratando de hacer mucho, sólo jugar pelota".

Eso se ha juntado a la mayor cantidad de oportunidades que está recibiendo, algo que Pérez agradece. 

"El manager cree en ti. Eso se siente bien", dijo Pérez. "Como siempre he dicho, trato de aprovechar las oportunidades".

Pérez viene haciendo eso, precisamente. Y no está pasando desapercibido.