Martín Maldonado sigue destacándose como receptor titular de Angelinos

Martín Maldonado sigue destacándose como receptor titular de Angelinos

Lo normal en las Grandes Ligas es que los receptores no jueguen un encuentro de día si les tocó jugar la noche anterior, pero el careta puertorriqueño Martín Maldonado estuvo detrás del plato tanto el sábado por la noche y como el domingo por la tarde.

Fue un recordatorio sutil de cuán valioso se ha vuelto Maldonado en su primera temporada como receptor a tiempo completo con los Angelinos.

Maldonado llegó a Los Angeles-Anaheim en un cambio en diciembre tras partes de seis campañas como segundo cátcher en los Cerveceros de Milwaukee. Antes de esta temporada, sus topes personales eran 233 turnos al bate (en el 2012) y 79 juegos disputados (2015). Terminada la jornada del domingo, sumaba 389 y 123 juegos, respectivamente.

Los Angelinos apostaron a que Maldonado, quien siempre ha tenido uno de los mejores brazos detrás del plato, podía ser receptor titular por primera vez a sus 30 años. El tiempo les ha dado la razón.

"Siento que ha llevado la temporada muy bien desde el punto de vista físico, pero vamos a seguir monitoreándolo", dijo Mike Scioscia, el manager de los Angelinos, un ex receptor estelar que suele decir que él éxito de un equipo empieza y termina con la relación entre el lanzador y el receptor.

"Pero sigue haciendo las cosas a ese alto nivel que necesitamos. Físicamente, siempre ha tenido el potencial para hacer esto, y mentalmente no ha perdido el ritmo en lo mínimo. Ha sido excelente", añadió Scioscia.

Maldonado no ha sido una fuerza ofensiva -amaneció el martes bateando .224/.284/.378 - pero ha bateado 14 jonrones con 16 dobles. Sin embargo, hay que recordar de nuevo que bajo la dirección de Scioscia, la ofensiva no es la prioridad para un receptor. Maldonado ha retirado al 39.1% de los corredores que le han salido a robar, lo que lo ubica segundo en la Liga Americana, un número tangible que ayuda a explicar por qué encabeza a los receptores del joven circuito con 123 encuentros como cátcher.

"No creo que haya un solo catcher en la liga que no tenga fatiga acumulada", dijo Scioscia. "Pero él sigue haciendo las cosas importantes para nosotros y ciertamente no es un riesgo, aunque tenga la carga de trabajo que tiene.

"En el aspecto ofensivo, es una temporada larga y por momentos se ha metido en buenas y malas rachas", siguió el piloto. "Pero en cuanto a su plan de juego, a la forma en la que ha manejado a los lanzadores y se ha comportado detrás el plato, ha jugado un papel importante en por qué nuestros lanzadores han lanzado al nivel en el que lo han hecho. Y eso es lo más importante que necesita aportar un receptor".