Los Astros están contentos de volver a contar con Carlos Correa

Los Astros están contentos de volver a contar con Carlos Correa

HOUSTON -- En medio de todas las conversaciones sobre el cambio que llevó a Houston al as Justin Verlander, los Astros recibieron el domingo a una pieza que podría terminar creando un mayor impacto dentro del equipo durante el último mes de la temporada.

El campocorto puertorriqueño Carlos Correa, quien venía de ser convocado al Juego de Estrellas y estaba teniendo una temporada digna de ser considerada en la conversación del premio al Jugador Más Valioso antes de romperse un ligamento en el pulgar izquierdo el 17 de julio-lesión que requirió de una cirugía--regresó a la alineación para el triunfo por 8-6 sobre los Mets en el último juego de la serie entre ambos en el Minute Maid Park. Se fue de 3-1 con una carrera anotada, una empujada y un boleto.

"Me sentí como un niño", dijo Correa. "Fue súper divertido. Me encanta jugar este juego, así que haber estado dos meses fuera fue súper aburrido".

Los Astros tuvieron marca de 20-22 en los 42 juegos que se perdió Correa, quien estaba bateando .320 con 18 dobles, 20 jonrones y 67 carreras empujadas en 84 juegos antes de la lesión.

"Me sentí bien desde que salté al terreno", dijo Correa. "Tuve suficientes turnos en ligas menores como para poder sentirme en forma, y no iba a subir hasta acá si no me estaba sintiendo bien o con confianza".

El manager A.J. Hinch reconoció que se puso un poco nervioso el domingo cuando el guante de Correa, que lleva en su mano izquierda, se quedó brevemente encajado entre la segunda base y el pie del dominicano José Reyes, quien se acababa de deslizar en la segunda base durante un intento de robo en el quinto inning.

"Al igual que todos ustedes, mi corazón se paró durante esa jugada", dijo Hinch. "Fue un buen obstáculo para saltar, créanlo o no. Salir bien parado de una de esas jugadas en las que no tienes control fue importante. Le golpearon la mano, pero él salió bien. Estamos felices de tenerlo de vuelta. Es gran parte de este equipo".

Correa tiene previsto llevar una almohadilla protectora en el pulgar mientras esté corriendo las bases.

"No me ha molestado en semanas", dijo Correa. "No hay nada que haya hecho en la casa o en el estadio que me haya causado molestia alguna. Eso me tiene muy feliz".

El regreso se Correa se produjo dos días antes del debut de Justin Verlander con los Astros, pautado para el martes en Seattle, y tres días antes de que Lance McCullers Jr. salga de la lista de lesionados para iniciar el duelo del miércoles contra los Marineros.

"A medida que vamos juntando a todo el equipo, hay una sensación de energía que se va regando por todo el equipo", dijo Hinch. "Empezó unas semanas atrás cuando regresó (Dallas) Keuchel, y ahora estamos recibiendo a Correa, a Verlander y ya sumamos a (Cameron) Maybin. La flecha está apuntando en el camino correcto cuando empiezas a recuperar a jugadores".