Cachorros esperan que Javier Báez regrese pronto tras choque en segunda base

Cachorros esperan que Javier Báez regrese pronto tras choque en segunda base

CHICAGO -- El puertorriqueño Javier Báez experimentó problemas de visión borrosa tras un choque en la segunda base y tuvo que dejar el juego del domingo ante los Bravos. El pelotero fue llevado a un hospital para ser examinado, pero el manager de los Cachorros, Joe Maddon, dijo que no espera que el campocorto pierda mucho tiempo de juego.

"Es alguien muy importante para nosotros", dijo Maddon de Báez, que ha sido el torpedero de los Cachorros desde que Addison Russell se lesionó a principios de agosto. "Ha estado jugando muy bien. Esperemos que sea algo menor y esté de regreso el lunes y no tengamos que preocuparnos por esto. Es alguien muy importante para nosotros en estos momentos, no puedo negar eso".

Báez había tomado un boleto con un out en el segundo inning y trató de robar segunda, intento durante el cual pareció chocar su cabeza contra la rodilla del segunda base panameño Ozzie Albies. Báez fue sentenciado out.

Báez salió al terreno en la entrada siguiente, pero después de un bateador el preparador físico PJ Mainville salió a revisar al campocorto, quien entonces fue retirado del encuentro.

Báez fue llevado entonces al Northwestern Memorial Hospital para ser evaluado. Un vocero del equipo dijo que los exámenes iniciales fueron positivos y que Báez no fue colocado en el protocolo de conmociones.

Cuando Maddon fue a revisar a Báez inmediatamente después del deslizamiento, el torpedero le dijo que estaba bien.

Se esperaba que Báez permaneciese en Chicago la noche del domingo y luego se uniese a los Cachorros el lunes en Pittsburgh para el primer de una serie de cuatro juegos ante los Piratas.