Adrián González sigue sumando récords entre mexicanos en las Mayores

Adrián González sigue sumando récords entre mexicanos en las Mayores

El doblete que Adrián González disparó el martes contra Johnny Barbato, relevista de los Piratas de Pittsburgh, no sólo se convirtió en el hit 2.000 para el Titán. Esa conexión a tierra de nadie también le sirvió para consolidar su leyenda en el béisbol mexicano.

González es el primer bateador con raíz azteca que consigue alcanzar la cifra. Los recordados Jorge "Charolito" Orta, Aurelio Rodríguez y Vinicio Castilla ya habían superado los 1.500 con anterioridad, pero "El Titán" es el número uno en la lista de todos los tiempos desde el 16 de julio de 2016, cuando superó los 1.884 cohetes de Castilla.

Este nuevo logro completa un currículo brillante, que sigue creciendo.

La prensa mexicana celebró con grandes titulares el logro del toletero zurdo de 35 años de edad, nacido en San Diego, pero criado a ambos lados de la frontera, reserva criolla de los Venados de Mazatlán.

González también ocupa la primera plaza entre sus compatriotas con 980 carreras anotadas, 1.171 empujadas, 428 "tubeyes" y 766 boletos recibidos. Es la principal referencia en la expedición de los manitos en las Mayores y le sobran razones para celebrarlo.

"Estuvo súper", declaró el toletero a MLB.com, al terminar el encuentro contra los Bucaneros. "Sé que hay mucha gente allá en casa sonriendo también, especialmente mi esposa, mis hijos, mis padres y mi hermano. Me siento muy contento".

Edgar González, su hermano, también jugó junto a él en las Grandes Ligas con los Padres de San Diego y también compartió con él en el Tri. Fue el piloto de la Selección Nacional que participó en el más reciente Clásico Mundial de Béisbol, en el que A-Gone fue una de las figuras de su escuadra.

El mayor de la familia, devenido estratega, disputó 193 compromisos en la Gran Carpa. El benjamín lleva 1.859 partidos, otra cifra destacable. El viernes pasado, cuando salió de la lista de incapacitados, igualó a Castilla con la segunda mejor cifra entre los representantes de México. Ha sumado otros cinco choques después de eso, incluyendo la noche de su imparable 2.000.

El fallecido Rodríguez, antiguo antesalista de los Tigres de Detroit y de otros seis clubes, acumuló 2.017 choques entre 1967 y 1983. El oriundo de Cananea todavía está en la cima entre sus compatriotas, aunque el impulso de su compatriota amenaza con desplazarlo pronto.

El Titán promete quedarse con ésa y con muchas de las pocas marcas que le quedan pendientes. Ya es el mexicano con más visitas al plato, 7.813, y turnos al bate, 6.925. Al paso actual, en el 2018, será también el mayor jonronero azteca.

Castilla disparó 320 tablazos de cuatro esquinas entre 1991 y el 2006. González amaneció este jueves con 309 y un contrato garantizado con los Dodgers de Los Ángeles que abarca la próxima temporada.

Falta muy poco para que Gonzo sea el indiscutible número uno entre todos los bateadores que han representado a México en las Mayores. Lo proclama incluso su línea ofensiva, con .289 de average y .488 de slugging (el mejor en ambos departamentos), además de .360 de porcentaje de embasarse (segundo, únicamente por detrás de Erubiel Durazo, quien se retiró con .380).

A todo eso se unen los 2.000 indiscutibles (ahora 2.001), la cifra que volvió a ponerlo en las primeras planas de los diarios.

"Es uno de esos hitos que significan mucho, que me dan nuevas razones para estar agradecido", exclamó, después de completar la faena. "De verdad que fue estupendo ver a los muchachos en el dugout y a los aficionados de los Dodgers en las tribunas".

González pasó más de dos meses en la lista de incapacitados, entre junio y agosto. Durante su ausencia, los Esquivadores prácticamente aseguraron su presencia en los playoffs.

Ahora con él de vuelta, Los Ángeles suma otro madero con poder y experiencia, en el ansiado camino que conduce a la Serie Mundial.

"Me siento muy bien", proclamó el inicialista. Y cada uno de sus récords va subrayando la frase del Titán.