Ned Yost y los Reales aún tienen a los Indios en la mira

Ned Yost y los Reales aún tienen a los Indios en la mira

KANSAS CITY - El manager de los Reales, Ned Yost, nunca ha sido los que prefieren entregar por completo la carrera divisional para enfocarse en la lucha por uno de los dos puestos del Comodín.

Entonces, aunque los Reales perdieron dos de tres ante los punteros Indios durante fin de semana y han caído a 7.0 juegos de la cima de la División Central de la Liga Americana, Yost no va a concentrar su atención en el aparentemente más accesible Comodín de la Liga Americana.

Los Reales amanecieron el martes a 1.5 juegos del segundo Comodín de su liga.

Pero Yost aún no está preocupado por eso.

"Estamos a una buena semana de ponernos a medio juego en nuestra división", dijo Yost. "Entonces, mi mente está puesta siempre en la división".

Yost pensaba lo mismo en el 2014, cuando los Reales armaron su propio milagro hasta llegar al Juego 7 de la Serie Mundial, que terminaron perdiendo contra Madison Bumgarner y los Gigantes. Todo empezó con un puesto del Comodín.

Pero quizás pocos aficionados recuerden lo cerca que estuvieron los Reales de ganar la división aquel año. El equipo aseguró el Comodín el viernes del último fin de semana de la ronda regular.

Pero con dos juegos por disputarse, los Reales estaban a un encuentro de los Tigres, líderes de la división. Y Yost y Kansas City tenían una sola meta en ese entonces: alcanzar a Detroit.

"Queríamos alcanzarlos y jugar el juego de desempate por la división", recordó Yost. "Luchamos hasta el final".

En efecto, después de que la celebración explotó aquella noche del viernes en Chicago con el primer pase de los Reales a la postemporada en 29 años, Yost recordó que la meta seguía siendo ganar los últimos dos juegos y alcanzar a Detroit. Los Reales perdieron 5-4 el sábado ante los Medias Blancas, pero los Tigres también tropezaron.

Todo se decidió el domingo. Los Reales pusieron de su parte al vencer a Chicago. Pero David Price tiró 7.1 innings en blanco para que Detroit blanquease a los Mellizos y ganara la división.

"Sabíamos que al menos tenemos posibilidades con el Comodín", dijo Yost sobre el equipo de este año. "Sé que con el tipo de equipo que tenemos si podemos llegar a los playoffs, podemos inspirarnos. Entonces, la meta es llegar a la postemporada de alguna forma u otra. Sólo hay que encontrar la forma".

No obstante, la preferencia sigue siendo la división, donde a los Reales le quedan todavía siete juegos contra la Tribu.

"Cada uno de esos juegos significa un cambio de dos encuentros en la tabla de posiciones", explicó Yost. "El mejor escenario el fin de semana era barrerlos y recortar tres partidos, lo que nos hubiese dejado a 2.5 juegos. En el peor, te barrían y estabas a 8.5. Y el segundo mejor escenario era evitar la barrida y quedar a 6.5 juegos (ahora 7.0). Ahí es donde estamos".