Manuel Margot logra un gran progreso a la defensa con los Padres

Manuel Margot logra un gran progreso a la defensa con los Padres

SAN DIEGO -- Mientras escalaba por las ligas menores, al dominicano Manuel Margot siempre se le proyectaba como un futuro defensor estelar en las Grandes Ligas. Pero durante la primera mitad de su temporada de novato, el jardinero de los Padres no tuvo la oportunidad de demostrar esas habilidades.

Limitado a causa de una lesión en una pantorrilla que lo dejó fuera por un mes, Margot dejó números de jardinero central promedio en el arranque del 2017. Pero en opinión del propio jugador, es mucho mejor de lo que exhibió. Y ha empezado a probarlo.

En estos días, el novato de 22 años ha estado manejando con éxito todos los elevados por ambos canales de los jardines. Margot ha empezado a combinar su gran alcance con un primer salto que ahora es mucho más eficiente. Las métricas defensivas pueden ser engañosas cuando se trata de una muestra pequeña. Pero el quisqueyano ha aumentado sus Carreras Defensivas Salvadas a +3 en la segunda mitad, después de tener 0 en la primera.

Y se ha puesto grandes metas para el futuro.

"Me quiero convertir en uno de los mejores jardineros centrales", dijo Margot. "Mi meta es ganar un Guante de oro. Sé que hay mucha competencia, y que uno va a tener unos pocos años a este nivel. Pero quiero ser el mejor. Me quiero ganar ese Guante de Oro".

Es tarde para que Margot pueda lograr su meta en el 2017. Perdió demasiado tiempo en la primera parte de la campaña y la lesión en la pantorrilla no ayudó su juego.

Billy Hamilton de los Rojos y el venezolano Ender Inciarte de los Bravos probablemente se disputen el premio esta temporada. El objetivo de Margot es ganarlo en el futuro.

"Él podría hacerlo", dijo el manager de los Padres, Andy Green. "En su caso, es cuestión de ver más batazos. El Guante de Oro es algo para lo cual tendrá que trabajar. No está listo para ganarlo ahora. Pero puede ganarlo".

La mejor jugada desde el resurgir defensivo de Margot ocurrió hace pocos días en Los Ángeles. El dominicano corrió hasta la pared y chocó contra ella para atrapar un elevado de Chase Utley y evitar un extrabase.

Pero más importante que eso es todo lo que Margot ha avanzado para convertir en rutinarias las jugadas complicadas. Se está sintiendo cada vez más cómodo en los estadios de Grandes Ligas. Y ya recuperado de la pantorrilla, está dando mejores primeros pasos.

"Cuando no estás al 100% físicamente, es difícil poder trabajar en esas cosas y mejorar", dijo Margot. "Pero cuando estás sano, todo lo que pasa es el resultado del trabajo duro que hagas".

En opinión de Green, "sus brincos cuando sale el batazo son mejores. Ha capturado algunas pelotas en la pared, jugadas que en algún momento le costaba hacer. Está trabajando duro. Se siente bien físicamente y está jugando de maravilla".