Hendricks estuvo sólido pero no recibió respaldo ofensivo

Hendricks estuvo sólido pero no recibió respaldo ofensivo

CHICAGO -- El novato dominicano Luis Castillo permitió apenas dos hits a lo largo de seis entradas, y los Rojos de Cincinnati superaron el martes 2-1 a los Cachorros de Chicago.

Un elevado de sacrificio de Scooter Gennett empujó a Joey Votto desde la antesala para romper el empate sin carreras en la octava entrada. Billy Hamilton remolcó otra carrera mediante un sencillo en el noveno inning.

Pese a su buena faena, Castillo se fue sin decisión, lo mismo que el otro abridor, Kyle Hendricks, con quien libró un buen duelo. Michael Lorenzen (7-2) fue quien cosechó el triunfo, al resolver el séptimo capítulo sin tolerar anotación, en un juego que deparó sólo un extrabase --un doble de terreno del emergente venezolano José Peraza en la novena entrada.

Después de que Votto gestionó su tercer boleto y avanzó a la antesala con un sencillo de Adam Duvall frente al relevista dominicano Pedro Strop (3-3), Gennett pegó su lineazo al bosque derecho, y Jason Heyward corrió para atrapar la pelota.

Los Rojos vencieron a los Cachorros apenas por octava ocasión en los últimos 33 enfrentamientos. Chicago permaneció juego y medio encima de San Luis y Milwaukee, en el primer puesto de la División Central de la Liga Nacional.

Ben Zobrist impulsó una carrera por medio de un sencillo en el noveno inning frente al cubano Raisel Iglesias, para reducir a 2-1 la delantera de los Rojos. Pese a recibir tres imparables, Iglesias se acreditó su 21er salvamento en 22 oportunidades.

Votto no conectó hit, pero se embasó al menos dos veces por vigésimo encuentro consecutivo. Amplió así un récord de los Rojos, igualó la racha que Barry Bonds logró en 2004, y está a un juego del récord de las mayores, establecido por Ted Williams en 1948.

Por los Rojos, los venezolanos Eugenio Suárez de 3-1, José Peraza de 1-1. El dominicano Luis Castillo de 2-0.

Por los Cachorros, los puertorriqueños, Víctor Caratini de 4-1, Javier Báez de 3-0.