Correa avanza en su recuperación y anhela volver a jugar por los Astros

Correa avanza en su recuperación y anhela volver a jugar por los Astros

PHOENIX - Los Astros de Houston, pese a sus grandes éxitos en el Oeste de la Liga Americana, han sido todo un "hospital" en el 2017. Ahora mismo, se encuentran en la lista de incapacitados el boricua Carlos Correa, Evan Gattis, Will Harris, Colin Moran, Tony Sipp, Lance McCullers Jr. y desde el lunes Brian McCann.

Sin embargo, el lunes también se produjo una noticia alentadora con el torpedero Correa, quien se reunió al equipo e hizo actividades de béisbol por primera vez desde que sufrió un desgarre de un ligamento en el pulgar izquierdo el 17 de julio.

En el Chase Field, Correa fildeó aproximadamente 60 rodados, tiró, bateó unas 20 bolas desde un tee y levantó pesas previo al inicio de la serie de los Astros contra los Diamondbacks.

"Me siento bien, porque pude hacer de todo un poco", dijo Correa, de 22 años de edad. "Estoy contento, porque lo hice sin ningún tipo de molestia. Espero seguir progresando para poder volver lo más pronto posible".

En un principio, se estimaba que Correa se perdería entre seis y ocho semanas por la lesión en el pulgar. Sin embargo, tanto el parador en corto como el manager de los Astros, A.J. Hinch, ha afirmado que Correa va adelantado en ese sentido.

"Esperamos que siga así y que no haya ningún setback (contratiempo)", expresó Correa al respecto.

"Está bien emocionado con dónde se encuentra y lo que ha sido su programa", agregó Hinch. "Son pasos en la dirección indicada. Estoy contento, porque él está contento. Está entusiasmado con el hecho de que ha acelerado el paso de sus actividades. Creo que ha estado aburrido y volver al ambiente de béisbol le ha dado un nuevo impulso".

Los Astros, aun con su amplia ventaja de 12.0 juegos sobre los Angelinos en su división, han tropezado en la segunda mitad de la temporada ante las tantas lesiones, con récord de 12-16 desde el Juego de Estrellas y 10-14 sin los servicios de Correa en el campo corto.

A Correa le ha dolido no poder hacer nada al respecto. Pero tampoco quiere apresurar de más las cosas.

"Es difícil estar en el dugout sentado, especialmente con esta (mala racha) que tuvimos", expresó Correa, quien en la temporada del 2017 batea .320/.400/.566 con 20 jonrones y 67 empujadas. "Hay que ser buen teammate (compañero) y ayudar a tus compañeros de alguna u otra forma".

Después de un tiempo poniéndose en forma física, el próximo paso sería una asignación de rehabilitación en liga menor.

"Cuando vuelva, quiero volver listo para jugar, no para reencontrarme con el timing", afirmó Correa. "Si se requieren 20 turnos, bien, y si son más, tendrá que ser así porque cuando regrese, quiero poder jugar y ayudar al equipo".

Mientras tanto, Hinch no sólo ve la falta que ha hecho Correa en el terreno, sino también lo mucho que le duele al puertorriqueño ver a los Astros día tras día desde lejos.

"A estos muchachos les encanta jugar", dijo el piloto. "Una de las grandes cualidades de nuestro equipo es que estos muchachos quieren estar en el terreno todo el tiempo. Así es con (el venezolano José) Altuve y Carlos Correa también.

"Cuando les quitas eso, es como quitarles el orgullo. Con esta clase de equipo, son muy entregados y se quieren uno al otro. Siempre están juntos y es natural que quieran estar en el terreno ayudando".