En un año de altibajos para los Cachorros, Jon Jay ha puesto de su parte

En un año de altibajos para los Cachorros, Jon Jay ha puesto de su parte

PHOENIX -- Jon Jay sabe lo que es jugar en equipos exitosos y hasta equipos campeones. En el 2017, el miamense-cubano ha puesto de su parte en unos Cachorros que tratan de volver a la postemporada tras el título conquistado el año pasado.

En su primera campaña en Chicago, Jay ha cumplido con las expectativas de su contrato de un año y US$8 millones que firmó con los campeones reinantes durante el invierno.

"Ha sido fabuloso", dijo el manager de los Cachorros, Joe Maddon, acerca de Jay. "Ha sido muy consistente y diría que brinda el turno más profesional en el equipo, noche tras noche. Es muy bueno con dos strikes en la cuenta y sabe batear tanto frente a zurdos como derechos.

"Además, aporta mucho entusiasmo verbal. Habla mucho y trata de ayudar a los jóvenes. Ha sido gran parte de nuestro éxito hasta este punto". 
 
Aunque Jay sigue compartiendo hasta cierto punto el jardín central con Albert Almora Jr., miamense-cubano al igual que él, la estabilidad que aporta el veterano ha sido importante en un equipo con tantas piezas movibles en la alineación y en una temporada de tantos altibajos a nivel colectivo.

 

Jay sigue consistente

"He tratado de ser consistente y ésa es mi meta desde el principio del año", dijo Jay, de 32 años de edad y quien junto a Almora ha sido el sucesor de Dexter Fowler en el bosque central de Chicago. "Hasta ahora he sido consistente todo el año". 

De eso no hay duda. Evitando los profundos baches de bateo durante todo el 2017, Jay lleva promedio de .293 con porcentaje de embasarse de .382. Y como ha logrado durante casi toda su carrera de ocho años en Grandes Ligas-y tal como lo destacó Maddon--el bateador zurdo ha puesto números sólidos tanto contra pitchers zurdos como derechos, con .305/.391 ante los siniestros y 289/.379 vs. los diestros.

A la defensa, Jay siempre ha sido favorecido por los números tradicionales, con 245 juegos seguidos sin errores cometidos entre el 2011 y el 2013 y porcentaje de fildeo de 1.000 hasta ahora en el 2017. Sin embargo, las métricas avanzadas cuentan otra historia, con UZR de -0.2 (FanGraphs.com) en la presente temporada y un brazo que nunca ha inspirado miedo entre los corredores con una base extra en la mira.

No obstante, los aportes ofensivos, la estabilidad en los jardines la veteranía de Jay se han apreciado en el norte de Chicago.

"Está muy comprometido, muy involucrado", dijo Maddon. "Ha estado en un equipo campeón y sabe lo que se requiere para hacer eso". 

Efectivamente, Jay se ganó un anillo con los Cardenales en el 2011 y fue parte de cinco equipos de playoffs en San Luis en esta década. Con los Cachorros arriba por 1.0 juego en la División Central de la Liga Nacional, precisamente sobre los Cardenales, Jay anhela volver a jugar en octubre luego de un 2016 en que se perdió la postemporada como integrante de los Padres.

"Estamos donde necesitamos estar, en (la pelea) por los playoffs", expresó Jay. "Hay dos meses más para jugar pelota y lograr el sueño de jugar en octubre. Tenemos muchos buenos jugadores en este equipo. En la banca ves a muchos que podrían estar jugando (como titulares) en otros equipos. Pero eso es lo especial de este equipo y es lo que se necesita para hacer lo que queremos hacer en octubre. 

"Va a haber muchos juegos de pelota buenos, especialmente en la división".