Julio César Urías se mantiene positivo tras ser operado

Julio César Urías se mantiene positivo tras ser operado

PHOENIX - Una de las razones por la cuales los Dodgers decidieron adquirir al lanzador japonés Yu Darvish la semana pasada hizo acto de presencia en el clubhouse del Chase Field en estos días, mientras los Dodgers se llevaban dos de tres juegos en su serie contra los Diamondbacks.

El mexicano Julio César Urías acudió al estadio para ver jugar al equipo al que no podrá ayudar más este año, y por primera vez habló con los medios desde que se sometió a una cirugía de la cápsula anterior en su hombro izquierdo el pasado 27 de junio.

"Fue difícil. A ningún pelotero le agradaría someterse a una operación como ésta", lamentó Urías, quien estará fuera de acción durante un período de entre 12 y 14 meses. "Tuve muchas emociones. Me sentí triste. Me sentí enojado. Muchas cosas pasaron por mi cabeza. Piensas en tu carrera y en todo lo que has hecho para llegar hasta aquí. Traté de sacarme todo eso de la mente tan pronto como pude y ahora me siento motivado y trabajo a diario para recuperarme".

El sinaloense afirmó que el Dr. Neal ElAttrache, quien estuvo a cargo de la operación, le notificó que el daño en su hombro era mínimo. Urías también dijo que no existe una fecha exacta para su regreso -- "Cuando Dios quiera y cuando yo esté listo" - pero el zurdo de 20 años de edad confía en que regresará y recuperará al menos el nivel que tenía previo a la cirugía, el mismo que lo llevó a ser clasificado como el cuarto mejor prospecto de Grandes Ligas según MLBPipeline.com.

"No tengo miedo", aclaró. "Mantengo una mentalidad 100% positiva. En mi cabeza sólo está regresar, y quizás mejor que antes si trabajo duro. Confío en volver a ser el mismo pitcher de antes. Después de un mes y unos días, me siento bastante bien".

Los Dodgers experimentaron con Urías a principios de la campaña, con la esperanza de contar con su brazo fresco para la recta final de la temporada regular, como sucedió hace un año cuando tuvo marca de 5-2 y efectividad de 3.39 y abrió en la postemporada. Este año el mexicano no subió a la lomita por los Dodgers hasta el 27 de abril, terminando con récord 0-2 con 5.40 de EFE en cinco aperturas por Los Ángeles hasta el 20 de mayo.

Urías fue enviado a la sucursal de Oklahoma City para que trabajara en su técnica. El gerente general de los Dodgers, Andrew Friedman, expresó que Urías se lesionó el hombro el 10 de junio en un solo lanzamiento en su última apertura por Triple-A Oklahoma City. Lanzó un par de innings más, en los que su recta osciló entre las 96 y 97 millas por hora, pero a la mañana siguiente experimentó rigidez en su hombro de lanzar. Posteriormente, una resonancia reveló el daño.

Urías dijo que sus compatriotas y lanzadores mexicanos le han mandado mensajes de apoyo y le han ofrecido sugerencias en cuanto a su rehabilitación, en específico su buen amigo, el zurdo veterano de los Nacionales de Washington, Oliver Pérez.

"A veces tus compatriotas tratan de ayudarte. Eso me hace sentir mejor y me motiva a mantenerme positivo", aseguró Urías. "Oliver y yo tenemos una relación cercana - entrenamos juntos durante el invierno (en Culiacán) - y ahora tras mi operación me ha ayudado a mantenerme positivo".