El cubano Rogelio Armenteros podría tener destino a G.L.

El cubano Rogelio Armenteros podría tener destino a G.L.

Rogelio Armenteros salió de Cuba en el 2012 con ciudadanía española y apenas 18 años de edad. En septiembre del 2014, los Astros lo firmaron y le dieron un bono de 40.000 dólares. Quien parecía ser un lanzador para rellenar el sistema de ligas menores de Houston se convirtió en cuestión de dos años y medio en una posible opción para el equipo grande.

Armenteros fue elegido para el Juego de las Estrellas de la Liga de Texas, con la sucursal de Corpus Christi, durante esta campaña. Al superar el nivel Doble-A, recibió su promoción a Triple-A con los Fresno Grizzlies, por quienes lleva marca de 5-1 y 2.97 de efectividad en sus primeras cinco aperturas.

"Me siento listo. Ahora hay que esperar por la decisión de los jefes, pero creo que sí estoy listo para ayudar al equipo en Grandes Ligas", le dijo Armenteros a LasMayores.com.

El talento del cubano es del tipo subestimado. No aparece en el tope de ninguna lista de prospectos de la organización de Houston, y está ubicado en el número 26 de la franquicia, según MLB Pipeline. Sin embargo, Armenteros ha dominado y superado cada nivel de las menores. Los oponentes sólo le están bateando para .217 entre Doble-A y Triple-A en este 2017.

Armenteros posee un arsenal de cinco lanzamientos: rectas de cuatros y dos costuras, curva, slider y cambio. Su recta se asienta en las medianas 90 millas, mientras la curva es, quizás, su mejor pitcheo lento. Armenteros se ve con una estrategia encima del box y siente atracción por ser agresivo y atacar a los bateadores temprano en el conteo.

"En lo que más he tenido que trabajar y aún estoy trabajando es en mi slider", expresó Armenteros, quien ha lanzado 98.2 innings y registra 115 ponches esta temporada "Tiene buen movimiento, pero le falta velocidad, cosa que he ido mejorando".

La migración del beisbolista cubano es diferente a la de otros jugadores latinos. El cubano no tiene fecha de retorno a corto plazo a su país, adicionándole el choque con una nueva cultura y modo de vida. Por el momento, Armenteros progresa con celeridad y supera cada etapa que se le presenta. Los Astros comenzaron a verlo como un prospecto de interés cuando en el otoño pasado lo eligieron para jugar en la Liga Otoñal de Arizona.

Antes, participó con España en el Clasificatorio al IV Clásico Mundial de Béisbol de Panamá, en marzo de 2016.

"Los preparadores físicos de la finca han realizado par de cambios en mi mecánica de lanzar y han ayudado mucho en mi control", reconoció.

Para un muchacho que semejaba ser más una alternativa que una solución, las posibilidades de arribar a Grandes Ligas se acercan más a la realidad que al sueño.